Por Matilde Burgos
{"multiple":false,"video":{"key":"dS9vvx0EifMm","duration":"00:52:32","type":"video","download":""}}

Es ingeniera civil de la Católica con mención en Transporte, tiene un postítulo en la Universidad de Georgetown, pero comenzó a ejercer su carrera, totalmente dedicada, a los 42 años.

A los 22 se casó con Felipe Cossio, hoy ingeniero militar en retiro, y su decisión fue acompañarlo donde tuviera que partir. Ya lo había hecho con su padre, también ingeniero militar, por eso los cambios han sido parte de su vida.

Es una apasionada por la costura desde los 5 años, fue subsecretaría en el primer gobierno de Piñera y en el segundo asumió como ministra de Transportes y Telecomunicaciones.

En conversación con CNN Íntimo, Gloria de los Ángeles Hutt Hesse (Evópoli) recordó cómo ha sido su vida ligada al sistema militar, contó por qué hasta hoy continúa movilizándose en micro y validó de forma absoluta la adopción homoparental.

Pese a ser la segunda ministra mejor evaluada del gobierno, hubo un episodio por el cual fue criticada. A fines de 2018 se dio a conocer que en febrero de 2016 donó $12 mil para la compra de un medicamento de un reo de Punta Peuco.

A su parecer, su comportamiento fue algo natural. “No es ni siquiera para una persona que fuera amiga mía, pero era una persona que necesitaba y que no tenía otra alternativa. Me planteó mi marido si podíamos contribuir, él tiene cercanos que están presos, y yo creo que cuando uno ve a alguien en desgracia, lo tiene que ayudar. Yo por lo menos veo la vida así”, explicó.

Sobre Punta Peuco opinó que efectivamente “es una cárcel que está a cargo de Gendarmería”, la diferenció del Penal Cordillera y sostuvo que ella no tiene “ninguna razón para decir que no debería existir”.

Lee también: Francisco Undurraga, vicepresidente de Evópoli: “Pinochet era un dictador”

A su vez, recordó que en el Golpe de Estado vivía en Brasil y que ese escenario, de militares gobernando, jamás se lo hubiese imaginado.

“A veces hablo de Gobierno Militar, pero en rigor es una dictadura, no tengo ningún problema en esa clasificación”, señaló.

En la misma línea, respecto a las violaciones a los DD.HH., aseguró que no tienen justificación y que no entiende “la lógica de una violencia tan extrema”.

En la maternidad no hay diferencias

Siempre quiso tener una familia numerosa, pero sólo pudo concebir a su primera hija, Bernardita, ya que su marido se enfrentó a un cáncer testicular. Teresita y Felipe llegaron después a través de la adopción.

Confiesa que en la maternidad no hay diferencias y que “sólo difiere la forma en que el hijo llega a la casa”, pero que “el vínculo y el sentimiento, al adoptar, es idénticamente igual”.

Por ese motivo, aseguró que valida la adopción homoparental. “No tengo dudas. He vivido la adopción y conozco a parejas homosexuales que podrían perfectamente darle un hogar y vida segura (a los niños)”, contó.

Lee también: Alfredo Moreno, ministro de Desarrollo Social: “No tengo aspiraciones presidenciales, me voy a dedicar a los caballos”

Sobre su labor como ministra, aseguró que tenía la convicción de que era posible mejorar el sistema de transporte.

Hutt se traslada de su casa al ministerio en micro. Confiesa que lo hace para percatarse sobre lo que está pasando en el sistema y, también, porque “uno no debe perder el contacto con la realidad”.

De igual forma, y al ocupar el sistema de transporte público, habló de los nuevos atributos de la flota de buses eléctricos Red, como la incorporación del WiFi, explicó que entre los objetivos estuvo que las personas no dejaran este tipo de movilización para cambiarse a un auto.

“Ya no basta con lo mínimo de movilizar en un bus básico de un punto a otro. Si hacemos eso la gente se va a cambiar al auto rápidamente y eso no podemos dejar que ocurra. El esfuerzo nuestro es concentrar los viajes en modos masivos para liberal espacio para las personas en el espacio público. Para eso hay que hacer que el transporte público sea muy atractivo”, aseveró.

Además, despejó dudas sobre la existencia de la Línea 10 del Metro de Santiago, ya que afirmó que efectivamente sí existe un trazado, pero que el proyecto está en fila.

“Por ahora la prioridad que tenemos encima de la mesa es la 7, 8 y 9 más las extensiones de 2, 3, 4 y 6”, manifestó.

Luego, se refirió al rol de la mujer, asegurando que se considera totalmente feminista y que no tiene dudas al respecto.

Lee también: Isabel Plá: “Este es el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, no es el ministerio del feminismo”

“He estado leyendo con harta detención las definiciones y yo sí me clasifico como feminista, en el sentido de trabajar porque se consiga la igualdad de derechos. Hay alguna distorsión a veces en el sentido de que uno para ser feminista en realidad tendría que estar más bien en la izquierda, yo creo que se puede ser perfectamente de derecha y feminista”, explicó.

Finalmente, confesó que le hubiese gustado ir a la marcha del 8M.

“Lo he dicho, y dije que incluso con años menos capaz que me hubiera sacado el sostén, pero a estas alturas sería un atentado”, cerró.

Tags:

Deja tu comentario