imagen_principal-2651.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

En más de un 200% aumentó el consumo de bebidas energéticas en los jóvenes chilenos. Consumo preocupante si se considera que uno de cada cinco jóvenes -que consume este tipo de bebida- la mezcla con alcohol.

Al respecto el director nacional del Senda, Patricio Bustos, comentó a CNN Chile que hace 10 años 1 de cada diez chilenos consumía bebidas energéticas y hoy en día uno de cada tres, o sea se ha triplicado el consumo.

Son un concentrado de cafeína y todos los efectos que provocan un exceso de alguna sustancia pueden ser taquicardia, aceleración del corazón, hipertensión, problemas digestivos, entre otros.

El otro tema es que cuando se mezcla con alcohol la cafeína enmascara el exceso de éste. Agregó que “el alcohol deshinibe y la cafeína junto con el alcohol produce un doble perjuicio“, mencionó Patricio.

Además si uno de cada diez adultos mezcla con alcohol esta bebida energética, uno de cada cinco jóvenes lo hace.

Especialistas de la salud aseguran que la comunidad médica está preocupada porque ha aumentado el número de adolescentes que llegan a salas de urgencia con síntomas de intoxicación severa, ansiedad, convulsiones, irritabilidad, dolores de cabeza, arritmias cardíacas, entre otros.

Señalan que la mezcla de energéticas con alcohol es una verdadera bomba para el organismo ya que el alcohol deprime el sistema nervioso central, mientras que las energéticas tienen el efecto completamente contrario.

Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, además de organismos preventivos de consumo de drogas y alcohol han alertado sobre esta situación. Mezclar sustancias depresoras del sistema nervioso central con la estimulación de estas bebidas puede intoxicar el cuerpo hasta límites riesgosos para la salud, sobre todo en adolescentes, y en personas con enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, problemas cardiacos, entre otros).

Más detalles de la entrevista en el video adjunto.

 

Tags:

Deja tu comentario