{"multiple":false,"video":{"key":"czoHvMqbkjG","duration":"00:06:39","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Estados Unidos es el tercer país con más contagios de COVID-19 (06:39)

En una conferencia de prensa de este lunes, el presidente de Estados Unidos afirmó que espera revaluar sus instrucciones para que las personas ya no estén tanto en casa en medio del brote de coronavirus.

“No vamos a dejar que la cura sea peor que el problema. Al final del período de 15 días, tomaremos una decisión sobre el camino que queremos tomar”, dijo durante la sesión informativa diaria de coronavirus.

Trump agregó que espera que el país pronto reabra sus negocios. A la vez que, por medio de su red social favorita, tuiteó lo mismo que ya había dicho en la conferencia.

Lee también: Reserva Federal reducirá la tasa de interés a cero por impacto económico del coronavirus

Tras estas afirmaciones, y teniendo en cuenta el corto período de 15 días, varios expertos en salud creen que ese tiempo no bastará para saber si las medidas que el mandatario anunció la semana pasada, incluida la recomendación de cerrar las escuelas, limitar las reuniones y mantener al menos 1,8 metros de distancia entre las personas, serán suficientes.

Trump y algunos de sus altos funcionarios están cada vez más nerviosos frente a las medidas de distanciamiento social establecidas para combatir el coronavirus, dijeron fuentes de la Casa Blanca cercanas al tema. Un alto funcionario indicó que el presidente está perdiendo la paciencia con el período de aislamiento voluntario nacional, el que ha congelado la economía estadounidense.

La opinión de expertos

Mientras tanto, expertos en salud pública que asesoran al presidente y a su equipo sobre la pandemia, continúan argumentando que las medidas generales que instan a las personas a trabajar desde casa, evitar restaurantes y grandes reuniones deben permanecer de forma continua.

La dinámica ha llevado a un debate interno sobre cuál es la mejor manera de equilibrar la salud del país, sopesando las potenciales miles de vidas en riesgo versus la salud económica.

“El presidente tiene razón, la cura no puede ser peor que la enfermedad, y vamos a tener que hacer algunas compensaciones difíciles”, señaló este lunes el principal asesor económico de Trump, Larry Kudlow, a Fox News. “Anoche hablé con el presidente sobre este tema, así que analizaremos varias cosas. Démosle una semana más”, señaló.

Lee también: Donald Trump dio negativo en prueba de coronavirus

Algunos de los aliados de Trump han continuado insinuando públicamente que las medidas anunciadas por la Casa Blanca la semana pasada fueron demasiado estrictas y provocaron un dolor económico innecesario. Muchos de estos conservadores distribuyeron un editorial de The Wall Street Journal la semana pasada, en el que se cuestionaba si el cierre preventivo valía la pena a cambio de una economía destrozada.

Lo anterior, ha ayudado a alimentar la creciente oposición entre algunos asesores de Trump sobre un bloqueo prolongado.

Las discusiones sobre qué hacer al final de los 15 días ya están en marcha con los asesores. Trump desea que las personas regresen a trabajar, pero sus asesores médicos continúan explicándole que el país tiene un camino por delante antes de salir de lo peor del brote, dijo una fuente familiarizada con el asunto.

Si bien los funcionarios de la Casa Blanca quieren reducir las pautas por preocupaciones de una desaceleración económica severa, también creen que el presidente puede relajar algunas medidas mientras asegura que en las áreas más afectadas por el COVID-19, como Nueva York, California y Washington, continúan con sus propias restricciones estrictas en el diario vivir, independientemente de las directrices federales.

Sin embargo, no todos los aliados de Trump parecen estar bajo su misma lógica. El senador republicano Lindsey Graham escribió este lunes en Twitter que “siempre debemos equivocarnos al hacer de más, no menos, cuando se trata de contención”.

“La mejor decisión del presidente fue detener los viajes provenientes de China desde el principio”, escribió Graham. “Espero que no socavaremos esa decisión al sugerir que retrocedamos las políticas agresivas de contención dentro de Estados Unidos”, completó.

Presión mediática y en el Parlamento

A excepción de los médicos y expertos en salud pública, casi todos los asesores principales del presidente están ansiosos por relajar las decisiones nacionales para comenzar a reabrir la economía.

“No conozco a nadie que esté argumentando que deberíamos seguir como estamos”, aseguró un alto funcionario de la Casa Blanca. “Todos aquí están tirando en la misma dirección”, agrega.

Algunos conservadores ya han sugerido que Estados Unidos se excedió al limitar los movimientos de personas para proteger la salud a expensas de las empresas, incluidos los presentadores de Fox News Laura Ingraham y Steve Hilton.

“¿Conocen esa famosa frase de ‘la cura es peor que la enfermedad’?”, preguntó Hilton durante su monólogo el domingo por la noche. “Ese es exactamente el panorama hacia el que nos precipitamos”, añadió.

Pero una persona que no está retrocediendo es el Dr. Anthony Fauci, connotado médico conocido por su trabajo contra el VIH. Si fuera por él, dijo un funcionario, “no habría contacto entre humanos hasta julio”.

Lee también: Estados Unidos: Aumentan funerales (y lutos) por Internet en tiempos de coronavirus

En los últimos días, Fauci ha expresado abiertamente sus desacuerdos con Trump, incluyendo entrevistas en las que se discute su papel de corregir las declaraciones falsas o engañosas del presidente.

“No puedo saltar frente al micrófono y empujarlo”, dijo Fauci en una entrevista con la revista Science. “Está bien, él lo dijo. Intentemos corregirlo la próxima vez”, desafió.

El presidente y su ola de retuits

Este lunes, Trump comenzó a retuitear mensajes que parecen alentar el fin de las fuertes medidas de distanciamiento social después del período actual de 15 días, a pesar de la preocupación de los funcionarios de salud pública, de que no será lo suficientemente largo como para mitigar lo peor del coronavirus.

“15 días”, tuiteó un usuario. “¡Entonces aislamos a los grupos de alto riesgo y el resto de nosotros volvemos a trabajar antes de que todo termine para todos!”. “Reducir la curva, NO la economía”, se lee un tuit que siguió el mandatario. “¡Después de 15 días el mundo puede comenzar a sanar!”, tuiteó otro usuario.

Sin ir más lejos, durante la misma jornada el presidente retuiteó a un usuario, respondiendo a su tuit original, que escribió: “Correcto. 15 días, luego mantenemos a los grupos de alto riesgo protegidos según sea necesario y el resto de nosotros volvemos a trabajar”.

Tags:

Deja tu comentario