{"multiple":false,"video":{"key":"czoDSY8H8kt","duration":"00:14:32","type":"video","download":""}}

Fernando Paulsen conversó con Juan Carlos Eichholz, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez y socio de la empresa consultora CLA Consulting, para ahondar en el concepto del relato de los líderes, esa panacea que durante mucho tiempo fue la respuesta a muchas crisis, pero que nunca antes se había enfrentado a una que nos mantiene encerrados en casa huyendo de un virus.

Eichholz ha establecido una diferencia didáctica entre tipos de liderazgos ante una pandemia como la del coronavirus, comparando a dos grandes líderes mundiales: Angela Merkel, primera ministra de Alemania y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Señala que es muy importante comprender el rol que cumplen los relatos y desde ahí ver las diferencias muy marcadas entre estos dos tipos de líderes.

Lee también: Jeannette von Wolfersdorff: “Hay espacio fiscal para aumentar las ayudas económicas a las familias”

“Los relatos no son algo objetivo, tienen un carácter subjetivo, es para el mundo de los significados y lo que buscan es generar cooperación. Es sentirnos parte de lo mismo y, desde ese supuesto, estemos dispuestos a colaborar. Nos sentimos identificados porque comulgamos con un mismo conjunto de valores, y esta es la clave de los relatos“, explica el experto.

Para ello, ambos líderes recurren a herramientas emocionales, cada uno identificando aquellos conceptos comunes y que mueven emociones en su público. En el caso alemán, Merkel echa mano de conceptos y emociones que tienen mucho significado e influencia en sus ciudadanos y es la Segunda Guerra Mundial.

Con el dolor y con la auto recriminación que eso significa, ella pone énfasis en cómo Alemania logró erguirse, con los aprendizajes correspondientes. Es muy sensible tocar ese tema para los alemanes. De ahí logra también poner en valor la solidaridad”, dice.

Mientras que Trump se refugia en una antigua estrategia de buscar un enemigo externo y común a todos su ciudadanos. “Dice, China es ese enemigo común. Entonces, empieza a hablar del ‘virus chino’, creyendo que todos los estadounidenses se iban a unir. Desde luego que hay gente que sigue a Trump en eso, pero no todos lo han seguido y ha producido extraordinaria polémica, porque la gente intuye que detrás de eso hay un interés personal de Trump de cara a las elecciones de noviembre”.

Lee también: María Pía Santelices: “Los niños lo que necesitan de nosotros es acompañarlos y explicarles lo que está pasando”

Eichholz agrega que el otro pedazo del relato que trata de construir el presidente de Estados Unidos es la economía como la otra parte del desafío. “Aquí hay una disyuntiva valórica, que es algo que un relato tiene que invitar a enfrentar unidos. Y en eso que a nivel social se da entre salud y economía, lo que hace Trump es cargar todo en la economía“.

Ante esta disyuntiva entre la economía y la salud, Merkel obra diferente. “Merkel entiende que lo prioritario es la salud, que ahí es donde la gente está sintiendo la mayor vulnerabilidad y pone mucho acento en la solidaridad”.

En el caso de Chile y sus autoridades, el experto hace una distinción entre relato y gestión. “Ambos son necesarios. La gestión está más en lo concreto en el qué y cómo hay que hacer las cosas. El relato está más en el mundo de los significados, en el por qué hay que hacer las cosas”, dijo.

Destacó que en estas circunstancias hay que buscar puntos de unión. “No caer fácilmente en la crítica. No es nuevo decir que los gobiernos del presidente Sebastián Piñera están más cargados a la gestión o los de Michelle Bachelet estuvieron más cargados al relato. No es que Bachelet no haya tenido gestión ni que Piñera no haya tenido relato. Pero falta, en circunstancias como estas elaborar más ese relato”.

Considera que al gobierno de Piñera le costó entender la importancia del relato y se fue rápidamente a la gestión. “Resalto la importancia de la gestión en una crisis como esta. Cuando empezamos a ver intervenciones como la del domingo pasado ya empezamos a ver valores, como responsabilidad, solidaridad, humildad“.

Lee también: Alberto Larraín: “Hay que poner en el centro de la discusión que los gobiernos no se olviden de la salud mental”

Tags:

Deja tu comentario