El parque cuenta con 8 mil hectáreas totales de las cuales el 52% presenta condiciones de vegetación inferiores a los registros de los últimos 20 años. Esto, debido a la falta de agua que afecta a los bosques esclerófilos y especies de la palma chilena, principales áreas verdes del lugar.

Ante este escenario, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) estableció la prohibición total del uso de fuego dentro de esta área protegida que se ubica a 60 km de Valparaíso y por otra parte, el organismo mantuvo intacta la decisión tomada el 2018 sobre no aceptar que se acampe dentro del recinto, y terminó de cerrar los camping que quedaban en el lugar.

Otra medida fue la implementación de un helipunto, un sector de aterrizaje para cargar agua en caso de un incendio forestal.

Lee también: Imagen del día: Un estadio se convierte en bosque para generar conciencia sobre el medio ambiente

Según estipula El Mercurio, el doctor del laboratorio de Geoinformación de la Universidad Católica de Valparaíso, Roberto Chávez, creó una plataforma que registra en tiempo “casi-real” la sequedad y sus efectos en la vegetación del parque a través de imágenes satelitales de libre acceso de la NASA.

A futuro, el sistema se complementará con cámaras en terreno  y tiempo real que registrarán los ciclos anuales de vegetación.

Este fin de semana, la entrada al recinto será gratuita debido al Día Nacional del Medio Ambiente, por lo que será importante recordar las nuevas medidas que se han implementado como la prohibición del uso del fuego.

Anualmente, el parque recibe alrededor de 51 mil visitantes, quienes tienen la opción de acceder por dos partes, una es Ocoa, comuna de Hijuelas y la otra es Granizo que se ubica en Olmué. Esta última entrada registra un mayor acceso debido a que por ese sector se encuentra el sendero El Andinista, que permite ascender al cerro La Campana.

Tags:

Deja tu comentario