{"multiple":false,"video":{"key":"czq8tvGDRH6","duration":"00:06:12","type":"video","download":""}}

Este martes se dio a conocer el informe de Contraloría Regional de la República en el que detallan las 31 anomalías detectadas en la Corporación Municipal de Valparaíso para el desarrollo social (Cormuval).

En total, el organismo detectó una mala utilización de $931 millones en la Subvención Escolar Preferencial (SEP). Con ello, el documento indica que el municipio liderado actualmente por Jorge Sharp incurrió en el uso de alumnos para labores remuneradas. Todo esto entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de junio de 2019.

La información recabada por Contraloría “iniciará un procedimiento disciplinario en la Municipalidad de Valparaíso para determinar las responsabilidades administrativas que pudieran afectar a los funcionarios públicos involucrados en los hechos descritos en el presente informe final”.

Lee también: Abogados de pdte. Piñera y Mañalich recurren a la Suprema para apoyar negativa de Mañalich a entregar correos

“Es categórico”

A través de una transmisión en Facebook, el alcalde Sharp se refirió a lo denunciado por Contraloría, informe que asegura haber recibido durante la tarde del lunes. “Aquí no hay que adornar las cosas: el informe es categórico, muy claro en muchos aspectos”, dijo el jefe comunal.

“Da cuenta de cosas que se venían haciendo hace muchos años de mala manera en la corporación municipal y se habían tendido a naturalizar. Se habían asumido como prácticas legítimas y válidas para el sistema de educación pública de Valparaíso“, dijo el alcalde.

Por ello, agregó, “nos demanda tomar una serie de acciones que son indispensables para poder corregir todos los aspectos a los que hace referencia este informe”. “La idea no es esconder los problemas bajo la alfombra, si no que explicarlos y ver cuáles son las responsabilidades que existen”, señaló Sharp.

Lee también: Contraloría ordena a Maipú devolver más de $14 millones por viaje a Mendoza para ver espectáculo de ballet

Según el alcalde, entre finales de los ’90 y comienzos del 2000, Hernán Pinto habría instaurado un sistema de áreas productivas en los dos liceos técnicos que revisó Contraloría. En estas, los alumnos trabajaban ejerciendo las labores aprendidas en el mismo liceo y al término del periodo contaba como la práctica profesional.

“Esta situación se viene arrastrando desde hace muchos años. Nosotros llegamos a la municipalidad a fines de 2016. Lo que en definitiva Contraloría nos dice es que esta forma de trabajar estos temas al interior de estas escuelas está mal, porque las áreas productivas no están vinculadas a los procesos pedagógicos (…). Quizás el 2002, 2004, 2005 esto se toleraba, pero la Contraloría nos dice claramente que esto ya es algo que hay que corregir“, añadió Sharp.

Publicado por Corporación Municipal Valparaíso en Martes, 6 de octubre de 2020

Tags:

Deja tu comentario