{"multiple":false,"video":{"key":"b47OvfftK7","duration":"00:02:48","type":"video","download":""}}

Qué respondería ante esta pregunta: ¿está orgulloso de ser chileno y de Chile? Dos consultas claves que un estudio de Imagen de Chile intentó resolver. El trabajo de campo se realizó pre y post estallido social y hay diferencias fundamentales. El orgullo por ser chileno se mantiene intacto, sobre el 70% , pero el orgullo por el país bajó 6 puntos.

Para Cristián Ayala, director de la Dirección de Estudios Sociales de la Pontificio Universidad Católica, esto puede tener dos miradas, que son complementarias.

“Una que mira este país que podía ser ordenado, que funcionaba relativamente bien y que dejó de ser ordenado y de funcionar relativamente bien. Y también, y no lo puedo descartar, es un país donde se decía que es un país que va camino al desarrollo, va funcionando, pero me doy cuenta que en realidad no se está desarrollando, no está entregando todo lo que me gustaría con la velocidad que me gustaría tener“, comenta.

En detalle, quienes decían sentirse muy orgullosos de Chile, antes del estallido social, eran un 36% y ahora esa cifra descendió a un 30%.

¿Qué dicen los chilenos?

Cristián es un estudiante de locución. Él refleja claramente esta realidad.

Dice sentirse orgulloso de ser chileno, pero que “en este momento, por el tema contingencia social, la crisis, no me siento orgulloso de cómo está mi país ni de básicamente cómo se está abordando el tema por los altos mandos”.

Pablo Chacón agrega que “si me preguntas por las instituciones, por el sistema político, por la Constitución que tenemos, no me siento orgulloso“.

Sin embargo, hay quienes tienen la otra mirada. María Guajardo, trabajadora de Maipú, se siente desilusionada y concuerda en que se necesitan otro proyectos, pero que no hay que hacer daño al país.

Más cambios tras el estallido social

Pero no son los únicos cambios que revela este estudio, aún hay más.

Guadalupe Zegers, jefa de estudios de Imagen de Chile, detalla que “otra de las cosas que varió también fueron las características que más nos identifican, donde luchador y esforzado aumentan, es decir, los chilenos se identifican más con esas características después del 18 de octubre. A diferencia de la característica de individualista, que disminuye después del estallido social”.

Entre otras de las conclusiones, es que los aspectos económicos no son relevantes para la identidad chilena, que el cuidado del medio ambiente aparece como un nuevo elemento y que la imagen internacional que tiene el país es importante para los chilenos.

Cuando se le pregunta a los encuestados por los eventos o protagonistas que generan orgullo tras el estallido, toma relevancia, en primer lugar, el retorno a la democracia y aparece -de manera espontánea- el movimiento social con un 7%.

Para Paola Barroso, estudiante de arquitectura, esto se debe a que “el chileno se siente orgulloso, porque por primera vez habló después de la dictadura“.

Algo que también confirma Michelle Celada, quien agrega que “el hecho de que llegara el momento de que se atrevieran a decir el descontento, a sacar la voz y a hacer valer las opiniones, a ejercer su derecho a opinión, su derecho a manifestarse, yo encuentro que eso es súper rescatable“.

En otros puntos, la familia sigue siendo el valor más importante, la geografía es el elemento que más orgullo genera, aunque también destacan la fortaleza y el trabajo de los chilenos.

Tags:

Deja tu comentario