La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), agencia gubernamental de Estados Unidos, advirtió el lunes a la empresa de cigarrillos electrónicos JUUL Labs por estar publicitando ilegalmente al producto como una alternativa más segura a los cigarros convencionales.

La FDA ordenó a Juul responder en 15 días hábiles con acciones correctivas y un plan para alinearse con las leyes federales. La carta de advertencia notifica que la falla en el cumplimiento podría resultar en multas, incautaciones o incluso medidas cautelares.

“La ley es clara en que, antes de hacer publicidad para productos de tabaco en torno a un riesgo reducido, las compañías deben demostrar con evidencia científica de que el producto específico efectivamente posee menor riesgo o es menos dañino. JUUL ha ignorado la ley y, de manera muy preocupante, ha hecho estos anuncios en colegios a los jóvenes de nuestra nación“, dijo en un comunicado el comisionado de la FDA, Dr. Ned Sharpless.

“Seguiremos indagando en el marketing de los productos de trabajo y tomaremos las acciones apropiadas para asegurarnos de que el público no sea llevado de manera errónea a creer que cierto producto ha sido probado que tiene menos riesgo o es menos dañino“, planteó.

“También hemos notificado a la industria: si la perturbadora alza en el uso de cigarrillos electrónicos en la juventud continua, especialmente aquellos que usan sabores para apelar a los niños, tomaremos acciones todavía más agresivas”, añade.

La FDA envió una carta por separado a JUUL expresando “preocupación y pidiendo más información acerca de diversos problemas que han surgido en una reciente audiencia en el Congreso concerniente al alcance de JUUL y sus prácticas de marketing, incluyendo a aquellos enfocados a estudiantes, aseguradoras de salud y empleados”.

La agencia solicitó documentos relacionados al marketing, incluyendo evidencia científica y datos como estudios sobre la percepción de los consumidores “vinculados a si estas afirmaciones y representaciones explícita o implícitamente transmiten que los productos de JUUL poseen menor riesgo, son menos dañinos, presentan exposición reducida, son más seguros que otros productos de tabaco o que los productos son para dejar de fumar”.

En noviembre, la FDA reveló que el “vapeo” ha subido en torno a 80% entre estudiantes de secundaria y un 50% entre estudiantes de tercer y cuarto año respecto al 2017.

Expertos en salud pública han dicho que JUUL ha impulsado fuertemente el alza en el uso, comandando el 75% del mercado de cigarros electrónicos en Estados Unidos.

“Creemos que tienen una responsabilidad continua en tomar acciones sobre el epidémico uso de sus productos entre los jóvenes, algunos de los cuales parecieran ser directamente resultantes del diseño de sus productos y sus campañas de marketing, sin importar si alguna de estas prácticas ya haya sido descontinuada”, dice la carta de la FDA dirigida a JUUL.

La firma ha reafirmado que sus productos están pensados para convertir a fumadores adultos en lo que han descrito en el pasado como una alternativa menos dañina. En otras comunicaciones, la compañía dice que no puede hacer afirmaciones de que el producto es más seguro, en línea con las regulaciones de la FDA.

“Estamos revisando las cartas y cooperaremos totalmente”, de acuerdo a Ted Kwong, un vocero de JUUL Labs.

Piden acciones contra JUUL

La semana pasada, el representante Raja Krishnamoorthi, presidente del Subcomité de Supervisión en Políticas Económicas y de Consumo de la Cámara, pidió a la FDA en una carta tomar “acciones de reforzamiento apropiadas” contra JUUL. Dijo que la agencia debería “proteger al público norteamericano de las afirmaciones médicas no aprobadas y fraudulentas” hechas por la compañía.

La carta de Krishnamoorthi vino tras una audiencia de dos días en julio en la cual el comité concluyó que “JUUL parece estar violando las regulaciones de la FDA contra hacer expresiones no aprobadas y afirmaciones implícitas de que el producto ayuda a los usuarios a dejar de fumar y que es más seguro que los cigarrillos”.

En esa instancia en julio, varias personas testificaron que la compañía estaba haciendo publicidad directamente dirigida a los escolares y a grupos para dejar de fumar.

El viernes, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades anunció que la agencia está en conocimiento de al menos 450 casos posibles de enfermedades pulmonares severas que podrían haber sido causadas por “vapear” en 33 estados.

Tags:

Deja tu comentario