{"multiple":false,"video":{"key":"czthSJQqTr6","duration":"00:03:43","type":"video","download":""}}

A largo plazo, los créditos hipotecarios son uno de los instrumentos más afectados por el alza de la tasa de interés, uno de los recientes movimientos del Banco Central para enfrentar la inflación. El promedio en la industria ha ido subiendo constantemente desde marzo de 2021, de acuerdo, también, a las expectativas del mercado.

En tanto, el aumento de la tasa continuará según preven los analistas y como hay diferentes modalidades de tasas en préstamos para la vivienda, CNN Chile investigó cómo tomar la mejor decisión en este escenario.

No es coincidencia que el mercado inmobiliario haya visto cambios importantes en los últimos meses: la pandemia modificó los patrones de compra, las casas pasaron a ser más requeridas y las solicitudes de préstamos para la vivienda han disminuido cerca del 20% desde que el Banco Central elevara la tasa hace algunas semanas.

En palabras de Sergio Barros, director ejecutivo de Enlace Inmobiliario, “todo depende de los incentivos: si te están subiendo la tasa y ves que va a seguir subiendo, hay un desincentivo a la compra de propiedades y, por ende, a la toma de créditos hipotecarios”.

Lee también: Tasa de interés: ¿Cuáles serían los efectos del alza que informó el Banco Central?

Para quienes estén pensando en pedir un crédito hipotecario, probablemente se pregunten qué les conviene más: una tasa fija, variable o mixta. El CEO de Brokers Digitales, Francisco Calderón, lo definió en simple: “la tasa fija es más fácil de identificar, es fija durante todo el período de crédito hipotecario; luego está la tasa variable, que fluctúa de acuerdo a la tasa del momento que va dictando la economía y, finalmente, la tasa mixta permite tener una tasa fija al principio y luego cambio automáticamente a una tasa variable”.

Desde enero a la fecha, el promedio de la tasa de interés hipotecaria pasó de 2,3 a 3,1%. Se tarta de variaciones que irán ocurriendo muy probablemente al alza y que abren el debate respecto de la opción más conveniente.

Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, advierte que no recomienda tasas variables, “dado que las presiones inflacionarias y todo lo que hoy está pasando en la economía local, como los riesgos que se están generando a nivel político, muy probablemente harán que este tipo de tasas vayan a seguir aumentando”.

Por su parte, Calderón sostuvo que “si uno mira las inversiones a largo plazo, con una propiedad que vas a pagar por 30 años, para uno o dos años una tasa un poco más alta, pensando que después se puede renegociar, no suele ser tan impactante”.

Lee también: Enlace Inmobiliario atribuye la baja en solicitudes de créditos hipotecarios a “efectos de la inflación”

Tomando en cuenta el contexto económico actual, también hay otras recomendaciones al momento de pedir un crédito hipotecario. La recomendación, antes de tramitarlo, es hacerlo en proyectos que estén en banco o en verde, debido a que, de momento, las tasas seguirán subiendo, pero se estima que a mediados de 2022 la economía se verá medianamente estancada.

Para reactivar aquel contexto, el Banco Central podría bajar nuevamente la tasa y así, al momento de tener que pedir el crédito, a nivel general, se podrán encontrar opciones más baratas. Los expertos también sugieren poder anticiparse a las variaciones de tasa: pedir un crédito hoy será más barato que hacerlo en marzo del próximo año, cuando la tasa vuelva a subir y un alza constante de la tasa podría elevar hasta $70.000 su dividendo.

Tags:

Deja tu comentario