Católica obtuvo premio y jugará la Copa Sudamericana de manera impensada por cómo se dio el partido en Brasil, tan impensado que los jugadores de la UC terminaron celebrando en medio de las entrevistas televisivas, cuando se enteraron del gol que les dio el pase al torneo internacional.

Es que América de Cali amagaba las esperanzas cruzadas con su triunfo parcial ante Gremio en Brasil. Si bien la UC tenía la misión de ganarle a Inter, también debía esperar un milagro para seguir en torneos continentales. Y eso fue lo que ocurrió.

En el partido en San Carlos, la UC entraba en el último lugar del grupo E por Copa Libertadores, pero con la posibilidad matemática de clasificar al menos a la Copa Sudamericana de vencer hoy y esperar a que América de Cali no sumara en su visita a Gremio.

Los cruzados iniciaron con Matías Dituro; Raimundo Rebolledo, Germán Lanaro, Válber Huerta y Alfonso Parot; José Pedro Fuenzalida, Ignacio Saavedra y César Pinares; Gastón Lezcano, Fernando Zampedri y Edson Puch.

En tanto, Internacional alineó a Marcelo Lomba; Rodinei, Rodrigo Moledo, Víctor Cuesta y Uendel; Musto; Nonato, D’Alessandro y Peglow; Pottker y Yuri Alberto.

Lee también: Estas fórmulas le sirven a la UC para clasificar a la Sudamericana

El encuentro comenzó friccionado, con ambos equipos metiendo presión, algunas veces un poco más de la cuenta, sobre toda en la visita que, producto de esto, se ganó un par de tarjetas amarillas.

A los 23, tras un tiro de esquina, César Pinares cometió un error al abrir sus manos en el área y tocar el balón. El árbitro pitó penal y el argentino Andrés D’Alessandro lo cambió por gol para abrir la cuenta.

Parecía un duro golpe, sin embargo no pasó más de un minuto cuando la UC recuperó un balón en medio campo y José Pedro Fuenzalida cedió para Fernando Zampedri, quien avanzó unos metros y remató desde afuera del área, encontró un rebote favorecedor y venció al portero Marcelo Lomba para el empate parcial a los 24’.

Raimundo “Catuto” Rebolledo avisó a los ’53 con un remate rasante y estuvo cerca de poner arriba a la UC, que se fue con todo al ataque, más aun después de conocer el triunfo parcial de América de Cali en Brasil ante Gremio, que los dejaba fuera de todo torneo internacional.

A los ’73 hubo una jugada clave con un verdadero milagro en el área de la UC, cuando un error en un pase atrás, permitió que Yuri Alberto superara a Dituro y cuando la pelota ingresaba, apareció la salvada providencial de Valber Huerta en la línea del arco.

Los minutos finales del partido fueron de cansancio, con el local intentando sin claridad llegar al arco rival y con Inter tratando de mantener el empate, que lo clasificaba en segundo lugar a los octavos de final de la Libertadores.

La igualdad parecía sellada, pero un desborde de Edson Puch donde fue capaz de centrar con un portero que salió fuera del área, permitió que Fernando Zampedri anotara un gol con una jugada de otro partido, una chilena que pilló a traspié a Lomba y sentenció el 2-1 final.

En paralelo, se vivió un desenlace aún más agónico, con un Gremio que no paró de buscar para no caer de local frente al América. Fue así que llegó una jugada de cobro penal, que Souza transformó en gol y, de paso, le dio la clasificación a los de la franja de manera dramática.

De esta forma, la UC jugará la Copa Sudamericana y se transformó en el único equipo chileno en competencia internacional, tras la eliminación de Colo Colo este miércoles ante el Jorge Wilstermann de Bolivia.

Tags:

Deja tu comentario