Ariana Grande hizo una protesta monetaria ante la reciente ola de leyes anti-aborto que se ha vivido en distintos estados en el sur de Estados Unidos, y donó las ganancias de su concierto del pasado sábado en Atlanta a Planned Parenthood, organización sin fines de lucro que brinda atención de salud reproductiva.

La donación alcanza los US$250 mil, de acuerdo a la revista People.

Lee también: Actrices comparten sus experiencias de aborto frente a legislación que criminaliza la interrupción del embarazo en Georgia

A comienzos de mayo, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, firmó el proyecto del “latido”, que entró en vigencia el 1 de junio pasado, prohíbe abortos cuando se pueda detectar latidos fetales, lo que puede suceder aproximadamente a las seis semanas de embarazo, período en que muchas mujeres aún pueden no estar enteradas de su estado.

De este modo, en vez de boicotear las presentaciones en el estado de la nueva ley, como muchos artistas han hecho, la artista decidió entregar las ganancias obtenidas en la ciudad (ubicada en Georgia) le otorgó a una de las instituciones emblemáticas que realiza la interrupción de embarazos.

Otros estados que también han firmado recientemente la legislación anti aborto son Lousiana, Mississippi y Kentucky.  

Lee también: Björk apoya nuevo proyecto de legalización del aborto en Argentina con pañuelo verde en mano

La doctora Leana Wen, presidenta de Planned Parenthood, compartió una publicación en la que señala: “La generosa donación de Ariana Grande llega en un momento crítico, en Georgia y alrededor del país, en que los políticos anti-salud de las mujeres están tratando de prohibir todo aborto seguro y legal”.

“Esto no es los americanos quieren ni es algo que apoyen. Gracias a apoyos como el de ella, Planned Parenthood pueden seguir peleando de vuelta -en las cortes, Congreso, y en las calles- contra estos peligrosos ataques contra la salud y vida de las personas”, agregó.

Tags:

Deja tu comentario