Temor e incertidumbre está causando en gran parte de la población la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 en el país, que hasta la fecha ya tiene 2.738 personas contagiadas.

Pese a que ciertamente hay que ser muy precavidos y seguir las medidas entregadas por las autoridades -como el lavado de manos y el aislamiento social-, lo cierto es el miedo al contagio puede causar que una persona presente síntomas aunque no tenga la enfermedad. 

Lee también: Mónica Rincón cuenta cuentos por Instagram para entretener a los niños en cuarentena

Álvaro Acuña, académico, magíster en Políticas Públicas y candidato a doctor en Psicología Positiva, explica que hoy es necesario ocuparse más que preocuparse.

“Las emociones son respuestas en tres ámbitos: respuestas mentales, respuestas conductuales o motoras y también respuestas fisiológicas. Entonces, ante el miedo y el pánico, puede que alguien que no tiene coronavirus presente fiebre u otros síntomas, como una respuesta fisiológica”, señala.

Por ello, las recomendaciones del especialista son: 1) cuidar las emociones y evitar la debilidad mental, 2) no pensar que es el fin del mundo y recordar que el mundo tiene más tecnología que en pandemias anteriores, y 3) desarrollar emociones positivas que nos permitan enfrentar preventivamente el coronavirus y, en caso de contagio, tener mejor preparado el sistema inmune.

Álvaro Acuña, académico.

En su libro “Antes de Vivir” (www.antesdevivir.cl), Acuña invita a las personas a utilizar la psicología positiva para enfrentar las adversidades de la vida. En esa línea, señala que mantener reguladas las emociones podría ayudar a prevenir el contagio o mejorarse, en caso de verse enfrentado a la enfermedad.

“Existen investigaciones científicas que demuestran que las emociones tienen impacto en nuestro sistema inmunológico. Las emociones positivas lo fortalecen y las negativas lo debilitan. Justamente, ahora necesitamos fortalecer el sistema inmunológico, para lo cual se recomiendan muchas cosas, como consumir alimentos que tengan vitaminas, una buena alimentación, hacer deporte, evitar el tabaco o evitar el alcohol. Y una de las emociones que más fortalece el sistema inmunológico es el optimismo”, indica el especialista.

Agrega, además, que en la historia ya se han enfrentado varias pandemias y nunca la humanidad había estado tan preparada para enfrentar una situación de estas características, tanto en Chile como en el mundo.

“Es importante tener emociones positivas, ver el vaso medio lleno, como se dice. No es que uno se alegre porque llegó el coronavirus y por tener que hacer cuarentena. La psiconeurosicología fundamenta que las emociones positivas fortalecen el sistema inmunológico y nuestro propio sistema inmunológico es el que podría salvarnos o alejarnos del problema del virus, o bien, enfrentarlo de mejor manera”, finaliza Acuña.

Lee también: Sonia Montecinos por el coronavirus y el 18-O: “Lo que no se resuelve y queda reprimido saldrá de nuevo”

 

Tags:

Deja tu comentario