El Premio Nobel de Química 2019 ha sido otorgado a John B. Goodenough, M. Stanley Whittingham y Akira Yoshino por su investigación en la mejora de la tecnología de baterías.

El trío compartirá el premio por su trabajo en “el desarrollo de baterías de iones de litio”, según el comité Nobel.

Lee tambiénLa NASA descubre en Júpiter una mancha negra de 3.500 kilómetros de ancho

“Las baterías de iones de litio han revolucionado nuestras vidas y se utilizan en todo, desde teléfonos móviles hasta computadoras portátiles y vehículos eléctricos”, tuiteó el comité.

“A través de su trabajo, los Laureados de Química de este año han sentado las bases de una sociedad inalámbrica y libre de combustibles fósiles“, agregó.

Whittingham desarrolló la primera batería de litio funcional a principios de la década de 1970, pero era demasiado explosiva para ser viable, según destaca un comunicado del comité.

Goodenough fue responsable de desarrollar baterías mucho más potentes. Más tarde, Yoshino eliminó el litio puro de la batería, produciendo la primera batería de iones de litio comercialmente viable en 1985, según el comunicado.

Esto es más seguro que el litio puro y hace que la batería funcione para aplicaciones del mundo. Actualmente, son omnipresentes hoy en día, al usarse en teléfonos celulares, computadoras portátiles y muchos otros dispositivos.

Lee también: Encuesta de Percepción Social sobre Ciencia: El 72% de los chilenos cree que los milagros existen

Su desarrollo también fue clave para permitir alejarse de los combustibles fósiles, ya que las baterías permitieron el almacenamiento de energía de la energía solar, eólica y otras fuentes renovables.

Tags:

Deja tu comentario