Cerca de la 01:00 de la madrugada de este lunes, un fatídico accidente se registró a la altura del kilómetro 60 de la Ruta 5 Sur, en el sector de San Francisco de Mostazal (Región de O’Higgins), donde un bus de dos pisos de la empresa Línea Azul que viajaba entre Santiago y Temuco impactó la barrera central de la calzada y volcó.

En el lugar fallecieron seis personas y 45 personas resultaron con heridas.

Mientras se revelan nuevos antecedentes sobre este hecho, como las infracciones por fallas de seguridad que ya registraba el vehículo antes del accidente, expertos en transporte han manifestado su preocupación por el funcionamiento de los buses interurbanos de dos pisos en carreteras del país.

Lee tambiénLey Uber: Estudio digital muestra un 99% de apoyo ciudadano al funcionamiento actual de estas apps

Uno de los problemas que presentan estos buses es la estabilidad. “Por definición, por física, tienen el centro de gravedad muy alto y son muy angostos, lo que los hace bastante inestables”, explica a El Mercurio Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automovil Club de Chile.

“Sin embargo, acá, el principal problema es el exceso de velocidad, que te hace, evidentemente, perder estabilidad, sobre todo al ingresar o salir de las curvas”, acota Escobar.

La física y académica de la Escuela de Ingeniería Industrial de la U. Mayor, Francisca Guzmán, complementa que “los buses se están moviendo a 100 o 120 km/h y representa un peligro, porque es mucho más difícil maniobrarlos en caso de un imprevisto. Por lo tanto, es muy probable que tiendan a volcarse”.

Lee tambiénDiDi prepara su llegada a Santiago: Aplicación china espera colaborar con taxistas

De igual forma, el académico de Ingeniería en Transporte de la U. Católica, Francisca Fresard, asegura en el matutino que no hay “por dónde defender” los buses de dos pisos debido a que son “esencialmente propensos al volcamiento por la altura del centro de gravedad. En maniobras evasivas son más riesgosos”.

El experto sostiene además que “hay buses de 15 metros, de un piso, que transportan la misma capacidad de pasajeros, en forma segura y con tres puertas a la calle, y no con una puerta alambicada por donde tienen que bajar despavoridamente 40 o 45 personas luego de un accidente”.

Tags:

Deja tu comentario