El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) dio a conocer este lunes que oficiará a Carabineros y el Ministerio de Salud debido a la extraña coloración que presentó el chorro utilizado por carros lanza aguas en Plaza Italia el viernes pasado.

De acuerdo a distintos relatos y registros audiovisuales, el líquido presentó un color amarillo y muchas personas que recibieron su impacto denunciaron ante el organismo haber sufrido irritaciones, complicaciones respiratorias e incluso hasta quemaduras.

El sábado pasado, ante las denuncias desde Carabineros anunciaron que retiraron el vehículo para realizar indagatorias internas y “verificar el origen de esta situación”.

Rodrigo Bustos, jefe de la Unidad Jurídica Judicial del INDH,  señaló que “ya habíamos recibido denuncias las semanas anteriores y ayer se recibieron nuevas denuncias sobre los efectos nocivos que este líquido estaría generando en las personas. Estamos oficiando al Ministerio de Salud y a Carabineros para que se informe cuál es la composición de este elemento disuasivo”.

Lee también: Caso Abel Acuña: Familia se querella contra Carabineros por homicidio por obstaculizar atención médica

El abogado agregó que “hoy en día hay una cierta jurisprudencia que ha mostrado su preocupación por los efectos que puede producir”, en alusión a un fallo emitido en diciembre pasado por la Corte de Apelaciones de Concepción y que fue ratificado por la Corte Suprema.

El dictamen se pronunció a favor de dos personas que en noviembre fueron alcanzadas por el chorro del carro lanza aguas de Carabineros y donde una de ellas incluso fue diagnosticada con quemaduras de primer grado en el centro de salud en que fue atendida.

La Corte de la capital del Bío Bío señaló que “resulta evidente que la mezcla de agua con gas lacrimógeno que se emplea para dispersar las multitudes, carece de toda regulación. En efecto, se desconoce cuáles son los efectos que dicha mixtura provoca en el ser humano; se ignora cuál es la proporción que debe existir entre la referida sustancia con la cantidad de agua en que se disuelve. Por otra parte, tampoco se encuentra establecido quién es el funcionario encargado de elaborar dicha mezcla, ni el grado de capacitación que posee”.

El tribunal de alzada indicó que “se ignora si existió un estudio científico previo para determinar cuál es la dosificación de la sustancia química que se debe agregar al agua, para que no provoque efectos que atenten contra la salud de las personas, sean estas jóvenes, niños, ancianos o mujeres embarazadas, así como tampoco se sabe quién controla que efectivamente la mezcla se ejecute responsablemente en la dosificación adecuada”.

Por esta razón, Carabineros debió presentar al Minsal un nuevo protocolo para la utilización de químicos a través del carro lanza aguas, que fue aprobado el 31 de diciembre pasado por dicho ministerio. Carabineros se encuentra a la espera de que la justicia le otorgue luz verde para volver a utilizar este disuasivo químico, cuyo principal componente se denomina CS.

Lee también: Fin de la PSU, renuncia de Cubillos y que ningún estudiante sea excluido: El petitorio de Cones tras tomarse el Demre

Tags:

Deja tu comentario