Foto de Gage Skidmore

Dos mujeres que acusan haber sido víctimas de agresión y de acoso por parte del actor Ezra Miller hablaron por primera vez acerca de los hechos: se trata de una mujer islandesa y otra alemana.

En declaraciones hechas a Variety, las mujeres detallaron las agresiones y los acosos perpetrados por el estadounidense. La primera se hizo viral luego de que se compartiera un video en donde se ve a Miller asfixiándola afuera de un bar en Islandia, y la segunda vivió momentos de angustia luego de que el actor, tras ser invitado a la casa de la víctima, la acosara verbalmente.

Mujer asfixiada afuera de un bar en Islandia

La mujer del video donde se veía al actor agrediéndola -quien pidió mantener su nombre en anonimato- declaró que no se trató de un episodio divertido. De acuerdo a la víctima, en ese momento el artista se acercó y la agarró por el cuello, asfixiándola.

La mujer dijo que había compartido con Miller adentro de un bar antes de la pelea y le preguntó por unas heridas que él tenía en los pies, a lo que le respondió que se las había hecho peleando.

Según la víctima, ella se giró y bromeó, diciendo: “Pero solo para que lo sepas, podría llevarte a una pelea”; a lo que Miller respondió: “¿Realmente quieres pelear?”, y luego de eso ocurrió la agresión afuera del bar.

Lee también: Chris Pratt dice que comentarios en una publicación de Instagram lo hicieron llorar: “Me molestó mucho”

Mujer acosada en su casa en Alemania

La otra víctima, que se identificó como Nadia, sí conocía a Miller y tenían una relación de amistad.

Según detalló, Miller estaba en Alemania y le habló a las 4 de la mañana porque no tenía dónde quedarse, por lo que ella lo invitó a su casa.

El acoso comenzó cuando la mujer le dijo a Miller que no podía fumar en su casa, lo que provocó un cambio de conducta casi instantáneo. “El tabaco es sagrado”, señaló el actor.

Nadia expresó que “le pedí que se fuera unas 20 veces, tal vez más. Empezó a insultarme. (Decía) que soy un ‘pedazo de mierda transfóbico’, que soy una ‘nazi’. Se volvió muy, muy estresante para mí. Estaba dando vueltas por mi casa, mirando todo, tocando todo, esparciendo hojas de tabaco por el suelo. Se sentía repugnante y muy intrusivo”.

Nadia llamó a la policía y finalmente logró que Miller se fuera antes de la llegada de esta. Sin embargo, de acuerdo a la revista, cerca de las 6 de la mañana, Nadia sintió un ruido en la puerta de su domicilio y descubrió que Miller estaba allí intentado romper la puerta para ingresar y acusando que ella habría robado su pasaporte y dinero.

Tags:

Deja tu comentario