El País

Un trabajador se lanza sobre un grupo de corderos. Otro los patea y golpea, mientras estos se amontonan en la línea de producción.

Estos son algunos de los maltratos denunciados por la asociación Equalia, que interpuso una denuncia en lo penal contra este negocio, pues vulnera la ley europea sobre bienestar animal.

La denuncia fue interpuesta en contra del matadero Cárnicas Salvanés SL, en Madrid.

Según consigna El País, el matadero debía aturdir a los corderos para evitarles cualquier sufrimiento innecesario. Esto, sin embargo, no se habría cumplido: los corderos son degollados sin ser aturdidos, ovejas agonizan durante la noche sin ser sacrificadas y más de alguno de los animales es golpeado o lanzado.

“El matarife desatiende sus funciones, de modo que algunos corderos pasan sin ser desangrados, permaneciendo colgados junto al resto de animales muertos. Uno de ellos llegó a estar colgado plenamente consciente junto al resto de animales muertos“, relató David Herrero, coordinador general de Equalia.

Por su parte y ante estas acusaciones, el gerente de Cárnicas Salvanés, Julián Rangel, dijo que “esos es imposible. No puede ser. Aquí hay veterinarios oficiales. Los animales cuando entran a un matadero tienen que venir con los papeles en regla. Y si falta alguno, se tramitan con agricultura. Y si alguno no se identifica, se tira, se decomisa”.

Unas imágenes sueltas se pueden interpretar como se quieran“, agregó el gerente.

Así como la asociación Equalia, la Comunidad de Madrid cree que es necesario instalar cámaras de seguridad en todos los mataderos, algo que debe aplicarse “a nivel estatal”.

Tags:

Deja tu comentario