{"multiple":false,"video":{"key":"oVwFrsfBxC","duration":"00:09:19","type":"video","download":""}}

Una enorme explosión fue registrada este martes en la ciudad de Beirut, capital de Líbano, luego que un almacén de fuegos artificiales y productos de pirotecnia se incendiaran, según informes preliminares.

Diversos registros difundidos por redes sociales dan cuenta del impacto de la onda expansiva que generó la explosión, dejando al menos 78 muertos y más de 4 mil heridos, así como todos los edificios cercanos al Puerto de Beirut destruidos.

Estefanía Henríquez es chilena y vive en la ciudad libanesa, por lo que presenció de cerca el desastre que dejó este incidente.

Lee también: 3 marineros fueron rescatados gracias a mensaje de SOS que escribieron en la arena

“Estaba relativamente cerca de la explosión, en el sector de Downtown Beirut. Estaba saliendo de la oficina cuando esto ocurrió, y literalmente saliendo porque estaba tomando el ascensor y sentí un temblor muy fuerte, lo que me llamó la atención porque aquí no tiembla”, comenta que fueron sus primeros minutos.

Sin embargo, tras el potente movimiento vendría la onda expansiva.

“Por sincronías perfectas de la vida todas las puertas de las oficinas estaban cerradas, lo cual no permitió que los vidrios que explotaron nos llegaran a nosotros, estaba con tres colegas. Fue un shock. No sabíamos lo que estaba pasando. Se cayeron pedazos del edificio también“, añade.

Tras lograr salir del edificio el panorama se tornó dramático. Gente sangrando y caminando entre el humo, otros corriendo en busca de ayuda. “Fue fuerte”, dice Estefanía.

Lee también: Apagones, comida de la basura y suicidios: Los dramáticos efectos de la crisis en Líbano

Sobre el origen de la explosión, la chilena explicó que por su mente no pasó la idea de un ataque terrorista. “Hay muchas cosas que pueden pasar aquí porque hay temas políticos, pero ni siquiera es momento para comenzar a hacer teorías. El país en este momento está llorando“, comenta.

“La única gran tesis que hay sobre esto es que en esa bodega había ácido nítrico, y fue el que explotara. Ha habido una ola de calor tremenda estos últimos días, entonces todo puede haber afectado. Lo que sí, este país tiene un tema con la electricidad, entonces también se está hablando de un problema eléctrico que hizo que esto explotara“, asegura Estefanía.

Si bien ella vive desde febrero de este año en el centro de la capital libanesa, ahora tuvo que trasladarse, señala, donde una amiga, ya que la nube de humo que cubre la ciudad es tóxica. En ese sentido, Beirut es algo empinado, similar a lo que se vería Valparaíso, por lo que la nube sube hacia toda la ciudad.

Tags:

Deja tu comentario