{"multiple":false,"video":{"key":"oVfpWyc2jc","duration":"00:37:21","type":"video","download":""}}

Este domingo, en un nuevo capítulo de Nuevo Pacto, conversamos con el ministro del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel, sobre los derechos humanos en Chile, la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera y el ex ministro Andrés Chadwick.

También fue consultado respecto a las cifras de víctimas, en el contexto de las protestas del estallido social, presentadas por organismos internacionales y la respuesta dada por Carabineros.

“La discusión sobre derechos humanos nos dividió mucho en el pasado y tenemos que evitar que en el futuro o en el presente nos ocurra lo mismo. (Evitar) que los derechos humanos finalmente sea una discusión partisana de izquierdas o de derechas“, alertó el ministro.

Destacó que los organismos internacionalizar como Human Rights Watch y la comisión de DDHH de la ONU, encabezada por la ex presidenta Michelle Bachelet, han presentado sus balances sobre el país invitados por el presidente Piñera. “Da cuenta de que hay una mirada de derechos humanos en el Gobierno”, aseguró.

Lee también: Cómo enfrentar la crisis social: Debaten Hugo Herrera y Alberto Mayol

El ex titular de la Segpres se refirió también a la acusación constitucional contra el presidente Piñera y contra el ex ministro Chadwick, afirmando que “no tiene mérito ni fundamento a partir de lo que establece la Constitución (…) Esto no es simplemente un juicio político”.

En cuanto a la discrepancia en las cifras entregadas por organismos internacionales y las presentadas por Carabineros, Blumel considera que no hay cifras correctas ni incorrectas, solo “son fuentes distintas”.

“Carabineros reporta según un parte policial, hay personas que llegan a los servicios de urgencias sin pasar por un parte policial”, explicó, y agregó que “todos los casos, todas las denuncias son graves, todas se tienen que investigar (…) Lo que ha dicho el presidente es que no puede haber impunidad en la materia”.

Blumel recordó que Carabineros como institución venía atravesando una serie de problemas, entre ellos de mal manejo de recursos, que se sumó a las denuncias por violaciones de derechos humanos. “Es por eso que esta semana vamos a convocar un consejo para la reforma de Carabineros, más que modernizar, reformar”, informó.

El tema del orden público es muy complejo, no solo en Chile, en todos los países se están produciendo convulsiones sociales democráticas y las fuerzas policiales en todos los países están enfrentando dificultades. En Chile hemos tenido problemas muy complejos, denuncias graves que se deben investigar y resolver. Lo más importante de esto es que tenemos que sacar las lecciones para que esto no se vuelva a repetir“, señaló.

Necesitamos actuaciones policiales, protocolos y estándares mucho más modernos“, aseveró, descartando que el discurso del presidente haya influido en los abusos de las fuerzas de seguridad.

Del mismo modo, aseguró que los niveles de violencias que tuvo que enfrentar Carabineros provino de grupos con cierto grado de organización: “Narcos, anarcos, delincuencia organizada, para causar muchísima violencia“.

Lee también: Beatriz Sánchez se declara “absolutamente” a favor de destituir al presidente Piñera vía acusación constitucional

Al ser consultado sobre la identidad de estos grupo, indicó que se trata de investigaciones en curso. “Tiene que haber un compromiso de toda la sociedad y de todas las instituciones en primer lugar de rechazar la violencia y, en segundo lugar, de investigar, perseguir y sancionar. Lo que no puede haber es impunidad”, dijo, reconociendo que los temas de fondo no se resuelven solo con orden público.

El ministrotambién ahondó en la ley antisaqueo y el derecho a la manifestación pacífica. “Cortar carreteras, poner barricadas, y muchos menos los saqueos nunca va a ser una opción legítima (de protesta)”, dijo, agregando que la ley sancionada en el Congreso lo que busca es, con sanciones específicas a delitos graves, proteger las posibilidades de las personas de manifestarse pacíficamente.

Sobre la unidad de la coalición oficialista, Chile Vamos, aseguró que “en general la coalición ha actuado unida“..

Respecto a la agenda social como respuesta del Ejecutivo a las demandas sociales, Blumel reconoció que les faltó una acción más oportuna. “Hago un mea culpa. Nos faltó capacidad, quizás velocidad, profundidad. En la oposición tampoco nos hicieron las cosas fáciles, pero lo importante es dónde estamos hoy“, admitió.

Tags:

Deja tu comentario