Por Susana Vega
{"multiple":false,"video":{"key":"czksculVI5k","duration":"00:23:56","type":"video","download":""}}

“Esta investigación se inició con falencias, se empezó a realizar mal y, además, se tomó como una simple desaparición y nunca, jamás, pensaron que este hecho tendría tanta relevancia”.

Con estas palabras el abogado de la familia de Fernanda Maciel, Pedro Díaz, explicó la posición que tienen frente a la tardanza de resultados de las indagatorias respecto a la desaparición y crimen de la joven embarazada.

A un año y cuatro meses de la desaparición, Fer fue encontrada muerta en el patio de un recinto que es utilizado como bodega, a metros de su casa en Conchalí. Durante el tiempo de la investigación ese lugar fue periciado en cinco oportunidades, sin embargo, la sexta diligencia fue la que logró resultados concretos. ¿Por qué ocurrió esto?

Quieren respuestas

Macarena Cañas, fiscal Metropolitana Centro Norte, sostuvo que las diferencias con los operativos anteriores fueron “las condiciones en las que (Fernanda) fue sepultada”.

“Impedían e imposibilitaban que pudiera ser descubierto. El cuerpo estaba cubierto de cal, que evita los olores y, por lo tanto, distrae la posibilidad de que los perros pudieran encontrarlo (…) Deben entender que efectivamente es una zona que está tapada por escombros, se detonó dificultoso, razón por lo cual se realizaron no uno, sino que varios intentos de la búsqueda en distintas zonas, no sólo se escarbó en la tierra”, afirmó.

Lee también: Felipe Rojas compró cemento y cal dos días después de la desaparición de Fernanda Maciel

No obstante, en varias oportunidades la familia de Fernanda insistió en que se volvieran a realizar pericias en la bodega.

“La fiscalía cada vez se demoraba y se demoraba y pensábamos que estaban dilatando esto por alguna razón, pero no con tanta negligencia”, acusó Díaz.

A juicio de la persecutora, “no se esperó a la hora de realizar operativos, sino que “se desarrollaron distintas diligencias”.

“Fernanda era una mujer pequeña y menudita. No debe haber alcanzado una altura más allá de 1,5 metros, además la forma en que estaba el cuerpo era en posición fetal. Es decir, ocupa un volumen extraordinariamente pequeño en relación al tamaño del sector periciado”, añadió.

De igual forma, el abogado de los Maciel Correa sostiene que las explicaciones las debe entregar la Fiscalía Nacional y que tienen que darle una respuesta a la familia.

A lo menos un llamado, decir ‘oiga, nos equivocamos’. Hay que ser humilde cuando uno se equivoca y eso es lo que yo espero”, aseveró.

Los dardos hacia la policía

Fernanda Maciel fue trending topic durante gran parte del martes 25 junio, un día después de que Carabineros encontraran los restos óseos. Gran parte de los comentarios cuestionaron el procedimiento de las instituciones.

En medio de la expectación ante la formalización de Felipe Rojas, único imputado por el crimen de la joven, se dio a conocer que un informe de la PDI, presentado en abril de 2018, concluyó que el joven podría haber estado involucrado en la desaparición, por la incongruencia en su relato.

A este documento, se sumó uno que realizaron en febrero de este año, en el que pedían que a Rojas le cambiaran figura de testigo por imputado, cuestión que no habría sido acogida por la Fiscalía.

Lee también: Felipe Rojas habría estrangulado con una tela a Fernanda Maciel para matarla

¿Cómo se explica el hallazgo del cuerpo en un lugar que ya había sido periciado? Francisco Pulgar, cientista criminalístico y quien ha seguido el caso de Fernanda, asegura que hubo falta de metodología en el trabajo en el sitio del suceso.

“Cuando tú tienes un lugar y no tienes la planificación ni una metodología previa establecida, difícilmente puedes cubrir todos aquellos lugares donde pudiese haber alguna huella, rastro o indicio que pudiese dar respuesta a lo que se está investigado”, afirma.

—¿En quién recae esa responsabilidad? ¿Quién planifica esto?
—Funcionarios policiales y del área criminalística. Los que llevan la investigación son los fiscales. El fiscal da la orden de una investigación determinada o da una orden amplia de investigar, mira lo que digo, orden amplia de investigar. Con esa orden, la responsabilidad cabe en el oficial investigador, que no es muchas veces criminalística, y él pide apoyo de Labocar o Lacrim de la PDI. Son ellos quienes empiezan a ejecutar las pericias (…) Un trabajo pericial sin método es un trabajo que va directo al fracaso. En esto no necesitas suerte, necesitas preparación.

En Chile, la carrera Criminalística desapareció en 2014 de los planteles de educación superior por falta de campo laboral, ocasionando no sólo que miles de estudiantes se hayan enfrentado al Estado por esta determinación, sino también dejando un vacío en torno a la profesionalización del rubro.

—¿Hay falta de recursos para esta preparación?
—Falta capacitación por parte de los funcionarios y las limitantes son las faltas de recursos para ser especializado, el tiempo para la capacitación en las instituciones policiales es súper escaso debido a que hay mucha demanda de trabajo. Faltan recursos en la contratación de profesionales.

Lee también: Cuerpo pudo ser movido: Topos explican por qué no habrían encontrado a Fernanda Maciel

Asimismo, sostiene que en las labores “ambas policías fueron ineficientes” y que Carabineros llegó al objetivo por un dato -declaración de la ex polola de Rojas-.

“Si este caso no hubiese sido mediático a los tres o seis meses pasa a un archivo provisional”, señala.

¿Quién fiscaliza a los fiscales?

A las críticas sobre el trabajo de las policías, se suman los cuestionamientos al rol los persecutores. El fiscal nacional Jorge Abbott salió al paso de las críticas y aseguró que “no hubo ni un sólo momento en que el Ministerio Público dejara de tener interés en la investigación“.

Daniel Martorell, abogado y académico del Departamento de Derecho Penal de la Universidad Católica, opina que este tipo de casos generan reacción en la comunidad, pero que el análisis sobre el funcionamiento de las instituciones es complejo, por el contexto al que se enfrenta, en este caso, la fiscal Patricia Varas.

“No necesariamente tiene que ser calificado como un tema de fracaso, porque las líneas de investigación en este caso fueron variadas”, expone.

A su vez, recalca que en este caso sí hubo resultados y que los cuestionamientos a los procedimientos de las instituciones, también, se podrían realizar a investigaciones que no han sido concluidas.

En la misma línea, asevera que es importante dotar al Ministerio Público. Si bien, dice, ellos cuentan con capacitaciones, pueden fortalecer su rol con especializaciones en determinados delitos.

Por su parte, Mauricio Daza, abogado de la Fundación Ciudadano Inteligente, aseguró en Última Mirada que lo preocupante en este caso tiene relación con la rendición de cuentas tanto de las policías como de las fiscalías.

“Para decirlo en buen chileno: tú puedes meter la pata en estas investigaciones, la puedes meter hasta el final, y no te va a pasar nada”, manifestó.

Respecto a las explicación que dio la fiscal Cañas por la tardanza que hubo para encontrar el cuerpo de la joven, opinó que no fue razonable.

“Es absurdo que hayan tenido que periciar, para un mismo fin, cinco veces el mismo lugar. Se supone que, con sólo una vez bien hecho, basta. Es una cosa de sentido común”, añadió.

Por esta razón, reiteró que debe existir un mecanismo de rendición de cuentas y de control para evaluar la labor policial y del Ministerio Público, ya que considera que el rol del fiscal es determinante en una investigación criminal.

¿Cuál es la solución desde el mundo político frente a las situaciones críticas del sistema de persecución penal? Entreguémosle más dinero, más funciones y aumentemos las dotaciones policiales. Dónde está la norma que diga ‘ya, le vamos a dar más, pero ustedes también responden más’ (…) Nadie, nunca, ha querido entrar a intervenir la Ley Orgánica Constitucional del Ministerio Público”, enfatizó.

Asesinatos de segundo orden

Más allá de las críticas al rol que cumplieron las policías y las fiscalías, hubo, además, cuestionamientos sobre el sesgo de género en este caso.

Así lo expuso la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, quienes acusaron que el Gobierno, Carabineros y la PDI no tienen como prioridad los crímenes contra las mujeres.

Lee también: Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres acusó “negligencia y desidia” por caso Fernanda Maciel

Andrés Chadwick, ministro del Interior, se refirió al caso de Fernanda, pero específicamente a la tardanza de resultados en la investigación. En su declaración aseguró que las respuestas las debe entregar la fiscalía.

Para Lorena Astudillo, abogada y vocera de la Red Chilena, la responsabilidad es compartida, ya que también involucra a la cartera conducida por Chadwick.

“Ellos son tan responsables como el Ministerio Público. Las policías dependen del Ministerio del Interior y no dependen de la Fiscalía (…) El Ministerio del Interior nos tiene que asegurar a más de la mitad de la población, que somos mujeres en Chile, seguridad y tranquilidad. Eso hoy día no lo está haciendo”, sostiene.

—¿Cómo explican esta “negligencia”, como lo calificaron ustedes, que hubo en la investigación?
—(Este caso) es un ejemplo más de otras situaciones aberrantes en que el Ministerio Público y la policía no hacen su trabajo a la hora de investigar los asesinatos de mujeres. Denunciamos cómo la Fiscalía se demora un año y año y cuatro meses, son mandatados, los especialistas en este país para investigar delito (…) Tenemos situaciones similares en que mujeres han sido encontradas muertas y sin ningún tipo de investigación y si no es por las familias, que llevan años insistiendo, se ha logrado demostrar que hubo intervención de terceros, pero hasta el día de hoy sin ningún imputado.

—Como el caso de Nicole Saavedra.
—Como el caso de Nicole Saavedra, donde llevamos tres años esperando que encuentren algo y ni siquiera tienen sospechosos. Como el caso de Nicole Casilla que su esposo médico indicó que se había suicidado, como el caso de Daniela Reyes o Marta Bustos. Seguimos sin imputados en estos casos, seguimos sin que se investigue, seguimos con el Ministerio Público que no investiga absolutamente nada.

Lee también: La lucha de la familia de Nicole Saavedra, la joven lesbiana asesinada en 2016

—¿Ustedes creen, además, que es un tema de recursos en especializaciones de las policías o Fiscalía en estos casos?
—Debieran invertir más, pero no es solamente un tema de recursos, es un tema de conciencia y de dejar de ver los asesinatos de mujeres como de segundo orden. En el narcotráfico hay una conciencia a nivel estatal de que no se puede permitir, pero cuando se trata de los asesinatos de mujeres parece que no les importara tanto.

—Además de sesgo de género, ¿ven sesgo de clase?
—Es un problema de clase, es así, pero principalmente el problema es por ser mujer. Si pensamos en Erika Hagan o Nicole Casilla ellas no eran mujeres pobres, sin embargo, tampoco les importó su muerte. En el caso de Daniela Reyes, Marta Bustos o Nicole Saavedra sí son mujeres pobres, además de mujeres que no viven en la Región Metropolitana, por lo tanto, pareciera que importa menos. Pero es más de género porque en el caso del crimen del profesor Nibaldo se hizo una investigación brillante. En tres días ellos ya habían cruzado las antenas telefónicas, ya tenían grabaciones de los cajeros automáticos, tenían escuchas telefónicas y ya habían hecho todo el recorrido en auto que había hecho la pareja para llevar el cuerpo. Si tienen esa especialización para buscar a un profesor, ¿por qué no tienen esa especialización para buscar a las mujeres que han desaparecido?

Tags:

Deja tu comentario