Foto: Agencia Uno

El acuerdo entre partidos del oficialismo y de la oposición para la elaboración de la nueva Constitución ha provocado más de un conflicto al interior de los bloques que participaron de la firma.

Comunes, Revolución Democrática, Partido Liberal y la participación en solitario del diputado Gabriel Boric ha provocado más de un desacuerdo entre parlamentarios y militantes del Frente Amplio. El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, por ejemplo, abandonó la militancia en Convergencia Social.

Luego de que el pasado 21 de noviembre, el Partido Ecologista Verde anunciara su salida del conglomerado, ahora se suma una nueva baja: el Movimiento Democrático Popular. El partido, que apoyó la precandidatura presidencial de Alberto Mayol, cuestionó la decisión de sus pares de apoyar el acuerdo para avanzar en una nueva Carta Magna.

Este Acuerdo a espaldas de los Movimientos y organizacionales sociales, ya representados en la Unidad Social, firmado entre cuadro paredes del Congreso, cuando la gran mayoría de este país tiene una gran desconfianza en el parlamento y en su forma de hacer política por; el incestuoso maridaje entre política y dinero y por dictar leyes que institucionalizan la dominación”, informaron.

La regla de los dos tercios para las mayorías cualificadas, y la elección de representantes en base a los padrones y criterios del sistema de partidos actuales, no asegura la realización de una Asamblea Constituyente soberana con representación de movimientos sociales, cuotas de género, pueblos indígenas”, indican.

MDP agrega que al ser parte de este pacto “no solo no se cumplió lo prometeico del Frente Amplio, sino también se ha defraudado la confianza depositada por miles de chilenos que nos hizo obtener un 20% en las últimas elecciones”.

Tags:

Deja tu comentario