Colo Colo había armado una fiesta que iba a quedar en la memoria de todos los hinchas y amantes del fútbol. Una celebración similar a las presentaciones realizadas en las “Noches albas” de la década de los ’90s y que son recordadas por su espectacularidad.

Y es que Blanco y Negro no escatimó en gastos y apostó todas sus fichas a que Esteban Paredes lograra sobrepasar la mítica marca de Chamaco Valdés y llegar a su gol 216. Para esto, hasta un helicóptero que una vez concluyera el partido iba a trasladar al deportista y su familia desde el Monumental a un punto a definir, incluyó en la cita que se llevó a cabo este domingo.

Era tal la ilusión y expectativas que tenían en que el ex visogol nuevamente inflara las redes, que trasladaron a la barra visitante al sector de Rapa Nui, para reunir la mayor cantidad de hinchas locales y que, por ende, mayor cantidad de personas pudieran ver el récord del experimentado goleador.

Lee también: Esteban Paredes anota el gol 215 e iguala récord de máximo goleador del fútbol chileno

Los propios fanáticos albos se hicieron parte del eventual festejo y cuando comenzaba el partido desplegaron una camiseta gigante en el sector de la Garra Blanca, donde se apreciaba el #7 de la dorsal de Paredes. Los bombos, inclusive, tenían impresa la cara del jugador oriundo de Conchalí, pero no pasó nada.

El artillero albo no solo no consiguió anotar, sino que, además, el elenco de Macul cayó 2-0 ante Cobresal, aumentando a 13 puntos la diferencia que mantiene con el líder, U. Católica.

Algunos han calificado la situación como una mala broma del destino y que el cotillón y algarabía previa al encuentro, finalmente no fue más que una “mufa” contra el maduro futbolista y el propio equipo de Salas.

Lee también: Paredes promete una cena con los hinchas si logra el récord de goleador histórico

Posterior al encuentro el DT de Colo Colo, sin embargo, le quitó importancia a la ocurrido y afirmó que “la derrota no pasó por la expectación por el récord de Paredes, sino que solo hay un factor futbolístico. A todo jugador le gustaría jugar con 30 mil personas”.

Ahora los pupilos del Comandante se mentalizan para acortar la distancia con los Cruzados y que no se escapen -aún más- en la tabla de posiciones. Para eso aspiran a que en las próximas 10 fechas, el cuadro de Quinteros tropiece y el Cacique obtenga el triunfo en casi todos los pleitos.

Tags:

Deja tu comentario