AGENCIA UNO

Este jueves, el Instituto de Salud Pública (ISP) aprobó el uso de las vacunas bivalentes contra el COVID-19 desarrolladas por los laboratorios Pfizer/BioNTech y Moderna.

Ambos fármacos serán incorporados al Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) a partir de este sábado 1 de octubre en el marco de la vigencia de la fase de Apertura del Plan Paso a Paso, Seguimos Cuidándonos.

El Ministerio de Salud (Minsal) adelantó el pasado 21 de septiembre que esta nueva medida para enfrentar la pandemia del COVID-19 considera, entre otros aspectos, el uso obligatorio de la mascarilla solo para personas que acudan a establecimientos de salud de cualquier tipo y el desuso de la exigencia del Pase de Movilidad.

En concreto, el ISP aprobó la administración de la vacuna bivalente de Pfizer/BioNTech a partir de los 12 años, mientras que la de Moderna desde los 18 años.

Lee tambiénCalendario de vacunación: Comienza aplicación de cuarta dosis para niños mayores de 3 años

¿Qué es la vacuna bivalente?

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, explicó que la vacuna bivalente “es una novedad en Latinoamérica” y que, como sociedad, “vamos a ser el primer país que va a empezar a ocuparla y tiene la cepa original de Sars-COV-2, que es la que tenían las otras vacunas, y agrega Ómicron”.

Eso va a permitir que la vacuna tenga un mejor match entre lo que está circulando y la protección que estamos confiriendo con las vacunas para las personas”, señaló.

¿A quiénes está dirigida?

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, explicó que la incorporación de la vacuna bivalente al PNI “será una estrategia de vacunación anual para población vulnerable, de manera similar a lo que se hace con la vacuna de influenza”.

En ese sentido, la autoridad indicó que “Chile es el primer país que va a ocupar esta vacuna, que tiene en su formulación la posibilidad de protegerse contra la variante Ómicron, iniciaremos esta vacunación en el mes de octubre”.

¿Qué es el PNI?

Las vacunas incluidas en el PNI son obligatorias para los grupos poblacionales definidos en dicho programa. Además, no tienen costo.

Desde 1978, el Programa Nacional de Inmunizaciones ha permitido una disminución de la morbilidad y mortalidad de las enfermedades inmunoprevenibles, contribuyendo también a la disminución de la mortalidad infantil.

Entre sus logros más destacados se encuentran la erradicación de la viruela (1950), de la poliomielitis (1975) y eliminación del sarampión (1992).

Tags:

Deja tu comentario