imagen_principal-10431.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Las llamas de 15 fuegos se propagan con rapidez y han consumido más de 70,000 acres, amenazando miles de viviendas y forzando a evacuaciones masivas en la zona. 

Los siniestros se han registrado en el valle de Napa y el condado de Sonoma, donde la propagación del fuego está arrasando miles de hectáreas, según medios locales.

Asimismo, al menos 1500 estructuras han sido destruidas. Debido a esto el gobernador de California, Jerry Brown, declaró estado de emergencia para los condados de Sonoma, Napa y Yuba.

Este fin de semana se registraron ráfagas de viento entre 60 y 120 kilómetros por hora. Las mayores, son similares a las que provoca un huracán.

“Esto significa que cualquier incendio que se desarrolle probablemente se extenderá rápidamente”, advirtieron las autoridades.

 

Tags:

Deja tu comentario