Medio Ambiente

Ruptura de gigantesco iceberg dejó al descubierto un ecosistema oculto

06 de Octubre, 2017 - 12:36 Hrs.

Ruptura de gigantesco iceberg dejó al descubierto un ecosistema oculto
Nos referimos al A-68, que se desprendió de un témpano antártico el pasado mes de julio.

Según informó el medio Live Science el gigante iceberg que se rompió en la Antartica en julio, lentamente ha ido revelando un gran ecosistema que estuvo oculto durante miles de años.

El pedazo de iceberg que se separó de la gran masa de hielo bautizada como Larsen C , conocido como A-68, y que está ubicado en el mar de Weddell, acaba de exponer 5,800 kilómetros cuadrados de fondo marino que estuvo enterrado bajo el hielo por hasta 120.000 años, sin luz y conectado al océano abierto sólo por corrientes mínimas, según los científicos con el British Antarctic Survey (BAS).

Ahora, los científicos están dispuestos a comenzar a explorar la zona recién expuesta lo antes posible, para realizar investigaciones sobre el ecosistema oculto que puede utilizarse para hacer comparaciones con cualquier cambio que se produzca en los próximos años. 

"Es un área fantástica, desconocida para la investigación científica", dijo Susan Grant, una bióloga marina del BAS. "Sabemos muy poco sobre lo que podría o no estar viviendo en estos tipos de áreas, y especialmente cómo podrían cambiar con el tiempo", confesó.

Grant es una de los dos científicos de BAS que encabezó una exitosa propuesta para la protección internacional de áreas en la Península Antártica que están expuestas cuando los icebergs flotantes se separan de las plataformas de hielo de la costa.

El área de Larsen C será la primera en beneficiarse de un acuerdo de 2016 de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR), una agencia internacional de conservación, siguiendo la propuesta de Grant y su colega Phil Trathan, jefe de ecología de conservación para el BAS.

La designación de la nueva región expuesta como área especial de estudio científico prohíbe actividades comerciales como la pesca y el turismo por un período inicial de dos años, con la opción de extender la protección durante otros 10 años después, y potencialmente indefinidamente.

Según el nuevo estudio, publicado en línea el 28 de septiembre en la revista Nature, una expedición surcoreana podría ser desviada a la zona a principios de 2018, y una expedición alemana llevará a cabo una encuesta de biodiversidad allí en 2019. El BAS también está considerando enviar un buque de investigación a principios de 2018.

Comentarios