Las extensas negociaciones entre el gobierno, el oficialismo y la oposición en el Senado ya muestran algunos signos de avance concretos en las últimas horas, especialmente en el tema de pensiones.

Según consigna La Tercera, la última oferta del Ejecutivo, y que fue visada por el presidente Sebastián Piñera, propone un aumento inmediato (para enero de 2020) del 50% de las pensiones básicas para los mayores de 80 años.

Lee también: Diputados oficialistas y de oposición firman carta pidiendo un 50% de aumento de las pensiones básicas

Además, para el tramo de 75 y 80 años se proyecta un alza de 30% en 2020 y del 20% para el 2021, y en el caso de las personas de entre 65 y 75 años, el aumento sería de 25% en el 2020 y otro 25% en el 2021. En este plan hay acuerdo entre casi todos los sectores.

El gobierno, representado por los ministros de Hacienda y Trabajo, Ignacio Briones y María José Zaldívar, también acordó un subsidio para el transporte público de los adultos mayores de forma universal. En este punto, el gobierno propone un 25%, pero la oposición espera que el porcentaje suba un poco más.

En la jornada de este martes también se planteó un crecimiento del subsidio de ingreso mínimo, pasando de los $350.000 a un total de $400.000. En este caso, la oposición espera que el gobierno entregue mayores detalles al respecto frente a las dudas que quedan sobre la gradualidad de la medida para entregar el financiamiento y el impacto en los salarios.

De acuerdo al matutino, un detalle relacionado con las pensiones marcó un punto de quiebre en la jornada de negociaciones: el gobierno y la DC sugirieron sumar en el acuerdo una señal respecto de un acuerdo más global sobre el proyecto que se discute en la Cámara de Diputados, y dejar explicitado que se exigirá una contribución extra de 5% al empleador. De este porcentaje, el 2% irá a un sistema solidario y el 3% a capitalización individual.

Lee también: Proyecto permite máximo 12 años consecutivos: Los alcaldes que no siguen si se aprueba la Ley de reelección

Sin embargo, senadores del PS y del PPD manifestaron sus reparos respecto a este ítem, indicando que la reforma de pensiones es un tema complejo y técnico que no puede ser zanjado en solo 24 horas.

“Hay una duda legítima de que este acuerdo en esta etapa pueda hipotecar el resultado posterior de las conversaciones, y que por dar una señal ahora podamos enfrentar problemas después en el resto del proyecto“, comentaron desde este bloque.

Ante esta situación, la discusión sobre estas materias continuará este miércoles.

En paralelo, el gobierno ingresó una indicación para eliminar la propuesta de la diputada Ximena Ossandón (RN) que aumentaba la pensión básica en 50%, en vez del 20% que se acordó en la Comisión Mixta.

Esta situación generó críticas entre las diputadas de la Comisión de Trabajo, quienes cuestionaron el actuar de los senadores de oposición por sentarse a negociar este punto con el gobierno.

“Estamos viendo que son senadores de la comisión de Hacienda que están discutiendo este tema con el gobierno y nos parece que esa discusión no debería en ningún caso no tener en consideración a la comisión de Trabajo de la Cámara que es donde estamos viendo este tema”, señaló la presidenta de la comisión, Gael Yeomans (CS), quien aseguró que el alza del 50% de las pensiones “no es negociable bajo ningún ámbito”.

En la misma línea, la diputada Maite Orsini (RN) declaró que “en la Cámara es transversal que la señal que debemos dar hoy es que ningún adulto mayor de los más vulnerables va a tener una pensión por debajo de la línea de la pobreza”.

Tags:

Deja tu comentario