Cuánta y bajo qué condiciones: Los mitos que rodean la ingesta de agua

Por CNN Chile

11.02.2019 / 12:53

{"multiple":false,"video":{"key":"gqbgFxClj1dc6","duration":"00:09:21","type":"video","download":""}}

Es verano y las altas temperaturas provocan sudor y por ende, pérdida de líquido, razón por la que los especialistas recomiendan tomar más agua. ¿Pero cuánto es lo recomendable?


El agua forma más del 70% del cuerpo, se encuentra en la sangre, al interior de las células e incluso en los huesos.  La cantidad que se debe consumir varía según el sexo y la edad. De acuerdo a las recomendaciones se deben tomar alrededor de 30 ml por kilo de peso. Así, un adulto promedio que pese 70 kilos debería ingerir 2,1 litros de agua diarios.

Las embarazadas, en tanto, 300 cc más, mientras que en período de lactancia 700 ml más al día. A su vez, los lactantes deben consumir entre 10% a 15% de su peso en agua cada día. Es suficiente con la leche materna, no necesitan adicional hasta los seis meses. Después de los seis meses, sin embargo, se recomienda ir ofreciéndoles poco a poco, entre 20 a 50 ml de agua, 2 a 3 veces al día separado de las leches, esto según las nuevas guías de alimentación del Minsal.

Las cantidades pueden aumentar dependiendo de factores como: El calor. En adultos mayores, por cada grado sobre 37°C, hay que aumentar 300 ml. Por otro lado, cuando se está bajo esfuerzo físico o de ejercicio en el gimnasio, hay que ingerir 300 ml por hora de ejercicio. Cuando este ya se trata de ejercicio de competencia, hay que consumir  previamente 300 a 500 ml y ya durante el ejercicio tomar 300 a 400 ml por hora.

Lee también: La importancia de la salud bucal en los niños y cómo crear hábitos de higiene

Mitos del consumo de agua:

  •  Si tomas agua caliente bajas de peso: Falso. La eventual baja de peso no depende de que si tomas agua caliente. Tiene que ver con que, si consumes más agua, vas atener menos hambre.
  • El agua helada afecta a la salud: Falso. Todo lo que tomes, en 20 segundos estará a temperatura corporal. Si el líquido está muy helado, te podrá doler un poco el estómago, pero tiene que ver con que éste busca mantener su temperatura.