{"multiple":false,"video":{"key":"czfq8OecKRo","duration":"00:19:53","type":"video","download":""}}

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló el desfile militar que quería realizar en noviembre en las calles de Washington para el Día de los Veteranos.

¿El problema? Inicialmente la parada iba a costar 12 millones de dólares, pero las cifras se fueron actualizando hasta llegar a los 92 millones de dólares.

A través de Twitter el mandatario culpó a los políticos de Washington y aseguró que ellos inflaron el presupuesto para que no se pudiera concretar el evento:

“Los políticos locales que dirigen (mal) Washington, DC, saben reconocer una ganancia imprevista cuando la ven. Cuando se les pidió que nos dieran un precio por celebrar un gran desfile militar, quisieron un número tan ridículamente alto que lo cancelé”.

¿Por qué iba a ser tan caro? Un funcionario de la administración le dijo a CNN que la cifra de 92 millones de dólares era una estimación de planificación para un evento que cumpliría con la intención de Trump, y que aproximadamente la mitad de esa cantidad es para costos no militares como la seguridad.

Pese a que no habrá desfile militar, el presidente Trump anunció que asistirá a las conmemoraciones que se realizarán en la Base Aérea Andrews.

Además, participará de la conmemoración del fin de la Primera Guerra Mundial que se llevará a cabo en París.

 

Para todos los detalles revisa Conexión Global junto a Paz González.

Tags:

Deja tu comentario