Columna de Fresia Soltof: Trabajo a distancia, un juego de niños

Por Fresia Soltof

24.03.2020 / 18:42

{"multiple":false,"video":{"key":"czo53RIrT0N","duration":"00:00:51","type":"video","download":""}}

En época de coronavirus, padres e hijos se reencontraron en casa. Pero a diferencia de las vacaciones, ahora todos deben cumplir sus labores habituales, pero aislados. Empleados y empleadores nos cuentan sus experiencias y evaluamos a poco andar la exótica experiencia de cambiar la vida en 180 grados.


VIDEO RELACIONADO – Cuarentena por coronavirus: Afrontar efectos psicológicos del aislamiento (00:51)

Tecleando el último informe para el trabajo remoto, al tiempo que las manos huelan a cloro, ya es parte de la nueva normalidad. En la cocina un pollo se cuece para sacar una sopa y dejar almuerzo para dos días.

Los niños continúan las guías que llegan del colegio, mientras que los grupos de WhatsApp se disparan enviando videos, fotos, memes, noticias ciertas y otras falsas.

Una semana de trabajo a distancia en Chile, mientras debutamos en una pandemia mundial y con mucha información y pocas certezas.

Así nos iniciamos. Con consejos de cómo sobrellevarlo, esperando la empatía de los colegios, de empleadores y de los pares. Es una situación sin precedentes en la era tecnológica.

Lee también: Series, videojuegos y teletrabajo: La mayor demanda en cuarentena presiona a los proveedores de Internet

Algunas empresas son derechamente novatas, otras han caminado en esta ruta hace mucho tiempo. Como depende de cada oficio, no todo es solucionable con un computador, muchas veces se requieren sistemas u otras aplicaciones.

Siento que no todos estamos conectados en el circuito del trabajo, no es lo mismo de la casa”, dice Claudia, administradora de 40 años, que trabaja en una empresa de insumos mineros.

Mientras que para Carolina, contadora de 43 años, “ha sido ideal, porque vivo muy lejos de mi trabajo y tengo un sistema especial que ya habíamos instalado hace algún tiempo”.

Claro, porque su empresa Keypro Ingeniería S.A ya se había iniciado en el teletrabajo hace más de dos años, “enfocado principalmente en aliviar las largas jornadas de traslado de algunas personas que viven fuera de Santiago. Partimos con dos o tres, desde sus casas, especialmente los lunes y viernes”, explica su gerente general, José Campos.

Algunas empresas se adelantaron pero a la mayoría de las familias las pilló por sorpresa.

La falta de experiencia no sería en mi opinión el único aspecto a tener en cuenta: los componentes emocionales que rodean la situación hoy en día cobran una especial importancia, pues es una situación impuesta por la necesidad urgente de aislarnos. Entonces, el teletrabajo también estará muy mediado por emociones que nos resultan más complejas de gestionar en nuestra vida diaria: la sensación de encierro, la irritabilidad, la incertidumbre, el miedo, la necesidad de voluntad y autodisciplina, entre otros”, dice la psicóloga Clara Montes.

Para el doctor Enrique París, ex presidente del Colegio Médico, el teletrabajo es una excelente alternativa por estos días, “porque incide directamente en bajar la tasa de contagio, permitiendo que las personas no salgan de su hogar. Pero creo que es necesario que las compañías que dan estos servicios de Internet se actualicen para ofrecer la mejor calidad de transmisión de datos e imágenes, y así tener un trabajo eficiente para que los trabajadores se queden en casa”.

Lee también: Columna de Paloma Ávila: Ensayo sobre la ceguera humana

Caminamos hacia la segunda semana para los que no estaban del todo acostumbrados y ya las rutinas comienzan a instalarse en los hogares: labores de limpieza, tareas escolares, comida, compras e informes.

Y como los niños no dejan de ser niños, siguen disfrutado del teletrabajo de sus papás… por la novedad de sus tecnologías o simplemente por tenerlos en casa. Que tampoco es tan malo.

Explorar si su quehacer es posible desarrollarlo mediante teletrabajo, aunque sea de manera parcial. Consejos del Gerente de Keypro S.A para el teletrabajo:

  • Generar una política de empresa clara respecto del teletrabajo (que no existan amarres insalvables o contradicciones con los contratos de trabajo de los trabajadores).
  • Tener implementada una plataforma tecnológica que haga posible trabajar desde la casa de manera eficiente, y velar porque el trabajador tenga las condiciones adecuadas en su casa (equipamiento, un lugar adecuado, etc).
  • Generar la cultura del teletrabajo, lo cual no se hace de un día para otro, pero mientras antes se empiece será mejor.