“Existen dos justicias distintas”: Mauricio Daza critica clases de ética a Délano y Lavín

Por CNN Chile

05.04.2019 / 19:27

{"multiple":false,"video":{"key":"oUW2svULrt","duration":"00:10:39","type":"video","download":""}}

"Cárcel para los pobres, clases de ética para los poderosos", fue la pancarta con la que un grupo de manifestantes recibió a los controladores de Penta en su primera clase de ética.


Entre protestas llegaron los controladores de Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, a su primera clase de ética en la Universidad Adolfo Ibáñez, curso que deben tomar por obligación tras ser condenados por delitos tributarios en julio de 2018.

Estudiantes de la casa de estudio y otros manifestantes los recibieron con pancartas, entre las que se leía el mensaje “cárcel para los pobres, clases de ética para los poderosos”.

En entrevista con Hoy Es Noticia, el abogado de la Fundación Ciudadano Inteligente, Mauricio Daza, estuvo de acuerdo con la consigna y dijo que en Chile “existen dos justicias distintas, la que se aplica a cualquier ciudadano y la cual se pretende aplicar para este tipo de casos. La situación de los señores Délano y Lavín es especialmente impresentable”.

El abogado calificó la pena de “insólita”, sobre todo considerando el acuerdo al que llegó la defensa de los controladores de Penta y la Fiscalía. “Lo que ocurrió en el caso Penta es una señal muy mala en relación a estos delitos de corrupción”, afirmó.

Lee también: Todos los viernes, con evaluaciones y Aristóteles: Así serán las clases de ética para Délano y Lavín

Además, Daza apuntó directamente contra el fiscal Manuel Guerra, “quien sin ningún tipo de explicación básicamente desechó el trabajo de más de dos años de investigación seria y consistente“. A su vez, criticó que “también hubo responsabilidad de los tribunales de justicia, que se lavaron las manos en relación a este pacto”.

Finalmente, el abogado comparó el caso Penta con el caso Corpesca y sostuvo que en este último “nos encontramos ante fiscales del Ministerio Público que están realmente comprometidos con su labor y que están dispuestos a soportar las presiones que involucran, lamentablemente en Chile, que un fiscal haga su trabajo en este tipo de casos de corrupción“.