Ex jefe Fed de Nueva York señala que es “muy improbable” que el organismo controle la inflación sin provocar recesión

Por CNN Chile

03.05.2022 / 18:26

{"multiple":false,"video":{"key":"czxQZgwYclN","duration":"00:13:14","type":"video","download":""}}

Estados Unidos está enfriando su peor inflación en 40 años con el complejo escenario para la Reserva Federal de la necesidad de subir la tasa de desempleo para controlar este fenómeno, arriesgándose a enfrentar una total recesión. Se espera que su Banco Central anuncie el próximo miércoles su primera subida de tipos de interés de medio punto porcentual desde el año 2000.


(CNN) – La Reserva Federal (Fed) ayudó a rescatar a la economía estadounidense de la peor pandemia en un siglo. Esa tarea puede resultar fácil en comparación con la próxima misión de la Fed: Aplastar la inflación, sin causar una recesión.

Lograr el llamado “aterrizaje suave” será un desafío porque el mercado laboral está en llamas, tan así, que es posible que la tasa de desempleo deba aumentar para controlar la inflación. “Las posibilidades de lograr combatir la recesión sin inflación son muy bajas porque tienen que aumentar la tasa de desempleo”, confirmó a CNN Internacional Bill Dudley, ex presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

“La gente, una vez que comienza a ver que el mercado laboral se está deteriorando, comienza a preocuparse por sus propias perspectivas laborales. Retrae el consumo y el gasto“, dijo Dudley. La historia no está del lado de la Fed. “En el pasado, cuando subías la tasa de desempleo, casi nunca podías evitar una recesión total”, dijo Dudley. “El problema al que se enfrenta la Fed es que llegan tarde“.

Técnicamente, la Fed tiene la capacidad de ponerse al día con la inflación, aumentando las tasas de interés rápidamente. Se espera que el Banco Central de EE. UU. anuncie el miércoles su primera subida de tipos de interés de medio punto porcentual desde 2000. Los mercados se preparan para una serie de grandes subidas para enfriar la peor inflación en 40 años.

Lee también: Alemania anunció que apoyará un embargo petrolero de la Unión Europea a Rusia

“Asignación muy difícil”

Los funcionarios actuales de la Fed y algunos economistas expresan un optimismo cauteloso acerca de evitar un temido aterrizaje forzoso para la economía. El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha recordado los aterrizajes suaves que ocurrieron en 1965, 1984 y 1994.

“Creo que el registro histórico proporciona algunos motivos para el optimismo: Los aterrizajes suaves han sido relativamente comunes”, dijo Powell en un discurso en marzo. Sin embargo, Dudley señala que, en esos ejemplos, la tasa de desempleo en realidad no aumentó. Hoy, la tasa de desempleo se sitúa en solo el 3,6% , muy dentro del rango que la Fed considera pleno empleo. Y es probable que la tasa de desempleo siga cayendo, tal vez alcanzando niveles no vistos desde principios de la década de 1950.

“La Reserva Federal tiene que desacelerar la economía y generar algo de holgura en el mercado laboral”, dijo Dudley, sentenciando que “esa es una tarea muy difícil de lograr”.

La buena noticia es que una recesión no parece inminente. Aún así, las preocupaciones sobre la economía se vieron reforzadas por el informe del producto interno bruto de la semana pasada, que mostró que la economía estadounidense se contrajo inesperadamente durante el primer trimestre.

Lee también: Cayó un 12%: Nasdaq terminó su peor mes en casi 14 años

Más del 50 % de probabilidad de recesión en 2023 y 2024

La preocupación es cómo la economía de EE. UU. en 2023 y 2024 resistirá una serie de aumentos en las tasas de interés que aumentarán el costo de las hipotecas, los préstamos para automóviles, las tarjetas de crédito y los préstamos comerciales. Una vez que la Fed lleve las tasas de interés por encima del nivel neutral, efectivamente estará frenando la economía. Ahí es cuando el riesgo de una recesión “aumenta mucho”, dijo Dudley, y agregó que la posibilidad de una recesión en 2023 y 2024 es “definitivamente superior al 50%“.

Por supuesto, la Fed podría decidir dejar de subir las tasas de interés si teme desencadenar una recesión. De alguna manera, eso es lo que sucedió en 2019, cuando la Reserva Federal liderada por Powell detuvo las alzas de tasas en medio de temores de desaceleración. “La Fed podría tratar de posponer las cosas”, dijo Dudley. “Pero si hacen eso, es probable que la inflación regrese y luego tendrán que pisar los frenos aún más fuerte.

Los temores de recesión hoy, solo dos años después de esta recuperación económica, subrayan la difícil posición en la que se encuentra la Reserva Federal. La primavera y el verano pasados, la Fed se encogió de hombros ante la alta inflación, definiéndola como “transitoria“, frase que desde entonces ha abandonado.

Aunque Dudley dice que la Fed merece “crédito” por su respuesta “poderosa y muy rápida” a la pandemia a principios de 2020, sugiere que también debe aceptar la responsabilidad por su respuesta a la inflación. “Llegaron muy, muy tarde a la eliminación de la acomodación de la política monetaria“, dijo Dudley. “Eso resultará, en retrospectiva, ser un pequeño error de política”.