imagen_principal-8387.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Susie Verrill y Greg Rutherford, son los padres de un niño de tres años, Milo, quien venía hace tiempo teniendo dificultades para dormir.

El pequeño decía a sus padres que no lograba conciliar el sueño porque escuchaba ruidos extraños que le hacían creer que había fantasmas y monstruos en la casa.

Según detalla La Opinión, la verdad es que no podía estar más lejos de la realidad ya que realmente los ruidos provenían de la casa de al lado y eran realizados por los vecinos que cada noche metían mucho ruido a la hora de la intimidad.

Lo anterior obligó a los padres a usar su imaginación para explicar a Milo qué sucede.

Además para abordar el problema, que cada noche hacía que el pequeño de 3 años no pudiera dormir, la madre de Milo escribió una amable nota para pedirle a los fogosos vecinos que bajaran un poco el volumen.

 

¡Hola! Estamos muy contentos de que disfruten de una relación sana, así que no lo lean este mensaje como una nota pasivo-agresiva, pero …
Si os estás divirtiendo alrededor de 1 / 2am, ¿os importaría ser un poco menos expresivos? Despiertáis a nuestro hijo y nos está costando trabajo explicarle que no se trata de un fantasma …

Tags:

Deja tu comentario