imagen_principal-7025.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Luego de regresar a una vieja casa en un rancho en Texas, Estados Unidos, William Tedrick encontró una serpiente de un metro y medio de largo dentro del inodoro.

Para suerte de los habitantes que llegaron a la vieja casa, la serpiente se encontraba escondida entre las tuberías y no alcanzó a morder a nadie.

Tras varios intentos, uno de los tejanos logró sacar el reptil sin hacerle daño, para finalmente dejarlo en libertad lo más lejos del hogar.

Tags:

Deja tu comentario