imagen_principal-8660.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Un grupo de amigos en Brasil, visiblemente borrachos, volvían de noche a sus casas cuando uno de ellos se molestó en medio de las bromas.

En una incomprensible reacción, golpeó furiosamente una caja con fusibles que estaba pegada a un poste de luz. El resultado: toda la cuadra se quedó sin luz.

Nadie se preocupó por la integridad del autor del apagón, pero las risas de todos daban a entender que sólo terminó en una buena anécdota.

Tags:

Deja tu comentario