{"multiple":false,"video":{"key":"czxYBh1voIL","duration":"00:02:19","type":"video","download":""}}

Esta semana un complejo dilema se reportó desde Estados Unidos, donde un hombre que estaba esperando un trasplante de corazón fue retirado de la lista de prioridad por no estar vacunado contra el COVID-19.

David J. Ferguson de 31 años, cuenta con un problema cardíaco hereditario que cada día lo deja con menos tiempo de vida y solamente un nuevo órgano podría darle esperanzas de sobrevivir.

Sin embargo, su sistema de valores y creencias se contraponen a la idea de vacunarse contra el virus que ha desatado una pandemia mundial por más de dos años.

Esto último ha significado un verdadero martirio para el joven y su familia, quien por rehusarse a la inmunización no califica como potencial receptor del órgano que necesita, ya que las políticas internas de del Brigham and Women’s Hospital en Boston -al igual que gran parte de los centros de salud en el país norteamericano- son claras respecto a los requisitos frente a la crisis sanitaria: al menos dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Lee también: Más de 18 mil: Minsal reporta la cifra más alta de contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas

Él no confía en una vacuna que fue producida en solo meses, esto basado en lo que ha leído, que una vacuna requiere años para ser efectiva”, aseveró la madre del paciente, Tracy Ferguson.

En tanto, desde el centro médico argumentan que la vacuna contra el COVID-19 crea la mejor oportunidad para una operación exitosa y para la supervivencia del paciente, ya que tal como señaló el doctor Arthur Caplan, “después de cualquier trasplante de riñón, corazón o lo que sea, el sistema inmune se apaga. Un resfrío o el COVID-19 podría matarte”.

Con más de 100 mil personas que están esperando recibir un trasplante de órganos, el caso de “DJ” ha desatado una controversia ética. Esto, ya que según explicó el doctor bioestadístico, Robert Klitzman, actualmente hay disponibles “muy pocos órganos, así que debemos decidir quién lo recibirá y para eso, revisamos quién tiene mayor probabilidad de sobrevivir”.

Tags:

Deja tu comentario