imagen_principal-5333.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Un grupo de arqueólogos neerlandeses descubrió que los restos óseos de una mujer, encontrada en 2015, incluían pequeños huesos correspondientes a un bebé de hace 6.000 años.

El hallazgo se dio en la ciudad de Nieuwegein, en la provincia de Utrecht, Países Bajos, donde los expertos analizaron en profundidad el esqueleto de la joven y dieron con restos de un niño entre sus brazos.

Al parecer, el bebé tenía 6 meses al momento de la muerte y ya se ha convertido en el más viejo de los Países Bajos, consignó el medio Nl Times.

La postura del cuerpo de la mujer no se ajustaba a lo que habíamos encontrado hasta entonces, es decir, cuerpos cuyas extremidades están colocadas paralelas al cuerpo. Luego hicimos el conmovedor descubrimiento de que en realidad estaba acunando a un bebé“, dijo Helle Molthof, la líder del proyecto, al portal Dutchnews.

De momento se desconoce el sexo del niño o si la mujer era su madre, pero una vez que se realicen los análisis de ADN se podrán determinar.

Estos son los pequeños huesos encontrados bajo el brazo de la joven.

Tags:

Deja tu comentario