{"multiple":false,"video":{"key":"oUPmaXUC5q","duration":"00:12:28","type":"video","download":""}}

Continúa la tensión en Estados Unidos luego que la Casa Blanca revelara la transcripción de la conversación entre Donald Trump y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, la que gatilló el anuncio de un juicio político en su contra.

El documento señala que el mandatario presionó a Ucrania para investigar al hijo del candidato demócrata Joe Biden. En Última Mirada, el analista internacional Raúl Sohr afirmó que el candidato demócrata “tiene mucho que responder porque su hijo era miembro de un directorio de una empresa petrolera ucraniana y ganó cientos de miles de dólares ahí. Lo menos que uno sospecha, por parte de Joe Biden, es que hubo tráfico de influencias“.

Aún no está claro qué tanto podría afectar esto a la campaña de Biden, pero en el caso de Trump, el panorama parece ser distinto.

Trump con ventaja

Aunque el mandatario estadounidense se encuentra enfrentando un proceso de impeachment, Sohr comentó que él parece disfrutar este tipo de situaciones.

“Yo tengo la impresión de que Trump desde que llegó al Gobierno ha estado siempre en la mira, siempre en las primeras planas, y que él lo disfruta, y es más, él lo busca. Como dicen en Hollywood, ‘no importa que hablen mal de mí, siempre que escriban bien mi apellido'”, detalló el analista.

De hecho, “la política en Estados Unidos gira en torno a él y esta saga que comienza ahora nos lleva a más de ello”.

Lee también: Trama ucraniana: ¿Encubrió la Casa Blanca?

“En cierta medida Trump corre con ventaja en esta situación porque él no tiene ningún temor“, explicó Sohr, y agregó que “la única manera de que esta acusación constitucional prospere es que haya dos tercios del Senado que lo impugnen, y él tiene ya mayoría de 53 parlamentarios en el bolsillo”.

Con 45% del electorado de su parte, Trump, “de no cambiar las cosas radicalmente, tiene una chance real de ganar las elecciones en noviembre del 2020“.

Tags:

Deja tu comentario