imagen_principal-4836.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

No se encontró delito en su reunión con Andrónico Luksic, tras la cual obtuvo un préstamo de 10 millones de dólares sin siquiera, según su versión, haber abierto la boca.

Tampoco en la indagación por la compraventa de terrenos en Machalí, y por un posible tráfico de influencias para lograr el cambio en su uso de suelo.

Mientras su esposa, socios y ex socios acumulaban formalizaciones por soborno, cohecho, evasión tributaria, negociación incompatible , y una larga serie de delitos en una enredada madeja de l{ineas investigativas, Dávalos seguía al margen.

Incluso al ser sobreseído en la arista principal del caso, en enero, Dávalos se dio el lujo de acusar un caso político en su contra y tachar de “muy corrupta” a la Fiscalía.

Pero hoy, finalmente la Fiscalía decidió formalizar a Dávalos por estafa, debido a la venta de informes al empresario Gonzalo Vial que el Mionisterio Público acusa que fueron  plagiados. Y según el Fiscal, Dávalos arriesga pena efectiva de cárcel.

Aunque sabemos que en Chile cárcel es algo que casii nunca hay en delitos de cuello y corbata como éste. Pero más allá de su suerte judicial, la decisión de hoy confirma que el caso Caval y sus consecuencias políticas seguirá acompañando, literalmente hasta el último día, el gobierno de la madre de Dávalos, la Pdta Bachelet.

 

Tags:

Deja tu comentario