imagen_principal-5320.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Roger Federer está más cerca de sumar más gloria a su carrera plagada de éxitos y que ha tenido un renacer desde enero de 2017. Pero las cosas no fueron fáciles este jueves ante otro experimentado del circuito, el alemán Philipp Kohlschreiber (36°).

Y no se vio como en el debut el suizo. Muchos errores no forzados no le permitieron quebrar a su rival, con lo que llegaron finalmente al tie break. En esa instancia el alemán estuvo muy contundente, tanto que llegó a servir 6-4. Pero cuando debió cerrar, falló y Federer apuró la marcha para llevarse el parcial por 7-6 (8), salvandos dos pelotas de set en contra.

La segunda manga no fue muy distinta. Ambos manteniendo su servicio, el set sólo tendría un desenlace justo antes de un nuevo tie break, que le permitió al ganador de 20 Grand Slam, quebrar y servir por el partido. 7-5, totalizando una hora y 41 minutos.

El rival de Roger Federer para el decisivo momento de este viernes, saldrá del duelo que juegan al final de esta jornada el holandés Robin Haase (42°) y el holandés Tallon Griekspoor (259°), este último sorprendió en el debut al eliminar a Stan Wawrinka.

SI el helvético reemplaza en la posición de privilegio a Rafael Nadal el próximo viernes, se convertirá en el número uno más longevo de la historia superando la marca de Andre Agassi en 2003 cuando tenía 33 años.

Tags:

Deja tu comentario