imagen_principal-8723.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Con Humberto Suazo como receptor del mensaje, Luis María Bonini dejó una arenga marcada a fuego en la piel del hincha chileno.

Y es que la misión era derrotar, en su casa, a Uruguay, o dar vuelta un marcador contrario. 

 

Tags:

Deja tu comentario