imagen_principal-5317.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Pablo Luti, de 36 años, fue el flamante ganador de 420 millones de pesos en la Lotería.

Sin embargo, según el medio Cooperativa, luego de realizar todos los trámites correspondientes, se dirigió hasta la agencia de la organización en Iquique, y le indicaron que su boleto había sido extraviado.

La agente encargada de recibir el cartón aseguró haber sido asaltada y que, por ende, había perdido el apetecido ticket.

Tras la sorpresa, Luti recurrió a un abogado para acelerar los trámites de pago ya que, según la ley, se debe esperar dos meses en caso de que aparezca otra persona con el boleto extraviado.

En caso de que nadie se presente, el dinero sería entregado al ganador original, pero si alguien lo encuentra y decide cobrarlo, el Ministerio Público es la entidad encargada de definir quién se queda con el pozo.

 

Tags:

Deja tu comentario