imagen_principal-6857.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Extraviar a un niño en una playa puede ser desesperante, pero no en Brasil

Un pequeño se había separado de su madre en Ubatuba y, tras varios minutos, una ingeniosa técnica ayudó a reunirlo con su madre. 

Uno de los visitantes tomó al chico en brazos y pidió que realizaran vítores con su nombre. Varios se sumaron aplaudiendo en un alegre ejercicio que permitió no asustar más al niño. 

Al escuchar desde lejos, la mamá identificó rápidamente que su hijo estaba siendo levantado entre la multitud.

Tags:

Deja tu comentario