{"multiple":false,"video":{"key":"oWnH6qkDNz","duration":"00:14:56","type":"video","download":""}}

Por la pandemia, millones de jóvenes en el mundo pasaron a vivir una experiencia universitaria virtual, lo que trajo nuevas dificultades. “Este grupo ha sido uno de los más afectados en contexto de pandemia, pero también para entender cómo se han visto afectados hay que pensar en su condición pre pandémica”, dijo Álvaro Jiménez, investigador Postdoctoral de Imhay y académico de la Universidad Diego Portales.

El psicólogo habló de la paradójica realidad que enfrentan los universitarios, que suelen ser vistos como privilegiados. “Es un grupo de jóvenes que presenta una alta prevalencia de problemas de salud mental, particularmente trastornos ansiosos, depresivos, consumo de alcohol y ciertas drogas, incluso más que los jóvenes de la misma edad que no asisten a la universidad”, detalla.

Los aspectos positivos de entrar a la universidad se manifiestan a largo plazo para el investigador. “El pasar por la educación superior a largo plazo es un factor protector, pero durante el periodo universitario pareciera ser un factor de riesgo. La vida universitaria en sí misma genera ciertas condiciones que parecieran afectar la salud mental de este grupo”, indicó.

Lee también: João Goulão enseñó el modelo exitoso de Portugal para enfrentar las adicciones

El cambio del colegio a la universidad no es fácil para los estudiantes, que generalmente se encuentran entre los 18-25 años, en una adultez emergente en la que “hay que tomar muchas decisiones”, afirmó el profesor, quien realiza un estudio longitud sobre la salud mental de universitarios.

“Entrar a la universidad supone un proceso de transformación de un contexto altamente estructurado en las escuelas a un contexto institucional donde te ves enfrentado a la necesidad de ser cada vez más autónomo, flexibilidad horaria, evaluaciones totalmente distintas y eso produce que los estudiantes no estén siempre en condiciones de poder responder de manera adecuada al principio”, aseguró.

Las consecuencias del aislamiento en la pandemia afectaron las habilidades sociales. “Estamos hablando de jóvenes y en ese periodo de la vida es muy importante la socialización cara a cara, la presencialidad, el apoyo de pares, están construyendo su identidad en función de la identificación con sus pares, y eso se vio interrumpido en contexto de pandemia, estaban más solos”, comentó.

Lee también: Matías Trujillo y la salud mental de la comunidad LGBTQIA+: “Hay mayor prevalencia a tener sintomatologías depresivas y ansiosas”

Jiménez recalcó la importancia de pedir ayuda en los jóvenes. “La principal barrera para que un estudiante que presenta problemas de salud mental hoy acceda a tratamiento es que cree que puede resolver su problema por sí mismo”, dijo.

¿Cómo identificar las señales de alerta en la salud mental? “Si tú percibes que hay ciertas dificultades emocionales, preocupaciones excesivas o problemas conductuales que tienen que ver con el aumento del consumo de alcohol o ciertas sustancias. Y estas dificultades empiezan a interferir con tu funcionamiento cotidiano es altamente probable que tengas que pedir ayuda”, enseñó.

Tags:

Deja tu comentario