{"multiple":false,"video":{"key":"czfNRCPb1nh","duration":"00:22:02","type":"video","download":""}}

Esta última semana han ocurrido una serie de manifestaciones de violencia política en los Estados Unidos. Por un lado, en Pittsburgh, 11 personas fallecieron en un tiroteo en la sinagoga Árbol de Vida. Por otro, el envío de 15 paquetes bomba dirigidos a distintas personalidades políticas, que fueron interceptados por las autoridades.

Estas noticias han encendido el ambiente al interior de la Casa Blanca, luego que el mandatario estadounidense, Donald Trump, fuera cuestionado por el tipo de liderazgo que ofrece a su país, por la retórica con que suele apuntar a un grupo o persona que se opone o critica su gobierno.

Ante estas críticas, esta mañana la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que el presidente no tiene ninguna responsabilidad en lo que ha ocurrido. “No es responsable por estos actos. Lo primero que hizo fue condenar estos hechos atroces, y lo primero que hizo la prensa fue condenar al presidente, ir tras él”, aseguró Sanders.

Por su parte, el vicefiscal general de EE.UU., Rod Rosenstein, aseguró que el ataque en Pittsburgh, Pensilvania, “es el recordatorio de proteger a todos los estadounidenses de los crímenes de odio”.

“Estamos enterrando a las víctimas hoy, y nos dedicamos a cumplir el compromiso de prevenir crímenes de odio. Como ha dicho el presidente Trump al condenar este crimen, no debe tolerarse el antisemitismo en Estados Unidos“, agregó Rosenstein.

A sólo 8 días de la elección legislativa, sobre la cual ya se ha hablado que posiblemente los republicanos -el partido de Trump- perderán algunos escaños. Las midterm elections o elecciones de medio término se realizarán el próximo 6 de noviembre.

En tanto, Robert Bowers, el tirador de Pittsburgh, compareció esta jornada ante el tribunal, en un caso cuyo castigo incluiría la pena de muerte. Por su parte, César Sayoc, el principal sospechoso en el caso de los paquetes bomba, será trasladado desde Florida hasta Nueva York y arriesga hasta 48 años de cárcel.

Dentro de los lugares a los que Sayoc -como sospechoso- envió estos paquetes bomba, se encuentra el edificio de CNN en Atlanta, el cual amaneció este lunes con mayor seguridad y resguardo. Si bien ya se tomó la medida de no recibir correspondencia, al menos dos paquetes fueron encontrados en las oficinas de Nueva York.

Además, informaciones preliminares indican que el sospechoso manejaba un listado con más de 100 lugares y personas a los que enviaría estos paquetes.

Tags:

Deja tu comentario