imagen_principal-5319.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

La Pontificia Universidad Católica podría eliminar el convenio existente con el Ministerio de Salud debido a la tensión por la aplicación del protocolo de la ley de aborto en tres causales.

El problema se centra en la obligación que tendría la UC de realizar abortos, a pesar de no estar de acuerdo, en caso de tener centros de salud relacionados a la cartera.

Esto debido a que los centros adscritos al Sistema Nacional de Servicio de Salud no pueden invocar la objeción de conciencia en la medida que “el objeto de dichos convenios contemple prestaciones de obstetricia y ginecología”, según consigna nuestro medio asociado BioBio.

Lo anterior podría detonar en la anulación del convenio de la UC con el MINSAL, lo que dejaría a los centros Madre Teresa de Calcuta y San Alberto Hurtado, en Puente Alto y La Pintana, sin el alero médico de la universidad.

En caso de darse la eliminación del nexo entre entidades, más de setenta mil personas quedarían sin atención primaria en la zona sur de Santiago.

Para más detalles, revisa la nota adjunta.

Tags:

Deja tu comentario