imagen_principal-7718.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Un grupo de ciudadanos protestaron en el Estadio Nacional solicitando que José Antonio Kast, quien se desempeñaba como apoderado de mesa, dejara el recinto.

Lo trataron de fascista, criticaron que esté contra el aborto, que defina la homosexualidad como una enfermedad, y además lo increparon acusándolo de intervencionismo.

“Me quedaría todo el día hasta que se vaya porque no debería estar en un lugar tan emblemático como el Estadio Nacional, acá se sufrió, hubo mucha gente que murió y que venga él es una humillación y una burla para todos aquellos que sufrimos en la época de la dictadura”, reclamó una de las protestantes.

Más detalles en el video adjunto.

Tags:

Deja tu comentario