imagen_principal-68267.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

 La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos se refirió a  la polémica en torno al ex comandante en jefe del Ejército.

Siete meses después de haber sido ratificado por el Senado, el general Juan Emilio Cheyre renunció a la presidencia del Consejo Directivo del Servel. Esto en medio de la polémica por el rol que cumplió el ex-comandante en jefe del Ejército, cuando en 1973 y siendo un oficial de rango menor, entregó al niño Ernesto Lejderman a un convento de monjas, tras la muerte de sus padres.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, dijo en CNN Chile que “puedo garantizar que Juan Emilio Cheyre sí lo sabía”, ya que el “exterminio se institucionalizó como forma de política en las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas” en el Golpe de Estado.

“Cheyre es parte de la generación de uniformados que sí estuvieron presentes y son parte de las violaciones a los derechos humanos cometidas en dictadura”, agregó y recordó que hay “distintos niveles de responsabilidad respecto a los crímenes que se cometieron, por lo tanto las sanciones son distintas”.

Respecto a la insistencia de Cheyre sobre su inocencia, Pizarro aseguró que “es un acto de cobardía”. “No ha dicho toda la verdad”, agregó.

Tags:

Deja tu comentario