imagen_principal-7716.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Este domingo durante las elecciones presidenciales y mientras José Antonio Kast se desempeña como apoderado de mesa en el Estadio Nacional, un grupo de manifestantes llegó hasta el lugar para protestar y pedirle que se fuera.

Le gritaron fascista y consideraron una falta de respeto que estuviera en un recinto en donde se torturó durante la dictadura militar.

Tras lo anterior militares a cargo de la seguridad debieron situarse como pared humana para cuidar que el ex candidato presidencial no fuera agredido.

Fue el mismo José Antonio Kast quien a través de su Twitter oficial culpó de la situación al Partido Comunista.

Escribió: “La izquierda no está acostumbrada a que le disputemos los espacios y que le saquemos en cara su inconsecuencia. Yo no me voy a callar ni me voy a dejar amedrentar. Chile es de todos, no del Partido Comunista”.

Vea los tuits de J.A.Kast:

 

 

Tags:

Deja tu comentario