imagen_principal-5072.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Este jueves el vocero de la agrupación que reúne a víctimas de abuso sexual por parte de hermanos maristas, Isaac Givovich, llegó junto al abogado Eduardo Arévalo para entregar una carta dirigida al arzobispo de Malta Charles Scicluna con el fin de solicitar una reunión en la que puedan relatar sus experiencias.

La misiva indica que se busca que “tanto la comunidad marista como la Iglesia Católica puedan asumir la responsabilidad, que no todos quieren ver, y sanar las profundas heridas que han dejado sus acciones y omisiones“.

El abogado Arévalo señaló que se quiere entregar un mensaje al Papa Francisco de que “aquí no estamos frente a calumnias, aquí hay pruebas“.

Muchos de estos delitos están prescritos, pero lo que no está prescrito es el tema ético“, declaró Arévalo. Además, hizo un llamado a los legisladores a “tomar conciencia y legislar para que no prescriban“. “No hay ninguna diferencia entre un delito de lesa humanidad con un delito donde se abusa de menores que recién toman conciencia 30 o 40 años después“, señaló.

Revisa aquí sus declaraciones.

Tags:

Deja tu comentario