imagen_principal-9037.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

(CNN)- La agitación política se intensificó en Zimbabue durante la noche del lunes, planteando la cuestión de si el presidente Robert Mugabe, de 93 años, sigue controlando el país que ha gobernado durante casi cuatro décadas, o si ha sido derrocado en un golpe militar.

Mientras los soldados patrullaban las calles, un portavoz militar en un discurso en vivo a las 4 am hora local en la emisora ​​estatal ZBC, negó que el país estuviera bajo un golpe de estado y anunció que Mugabe y su familia estaban “a salvo”.

“Tanto para nuestro pueblo como para el mundo más allá de nuestras fronteras, queremos dejar muy claro que no se trata de una toma de control militar del Gobierno”, dijo el mayor general SB Moyo.

“Lo que están haciendo las Fuerzas de Defensa de Zimbabue es pacificar una situación política, social y económica degenerativa en nuestro país, que si no se aborda, puede dar lugar a un conflicto violento”, dijo Moyo, a demás instó al público a mantener la calma, pero “limitar el movimiento innecesario”.

En las horas previas al anuncio, los testigos informaron haber visto alrededor de 100 soldados en las calles del centro de Harare. La repentina aparición de soldados en la capital se produce en medio de crecientes tensiones políticas a raíz de la destitución de Mugabe por su vicepresidenteEmmerson Mnangagwa .

Los militares han tenido cuidado de no llamar a sus esfuerzos un golpe, pero eso parece ser lo que realmente está sucediendo, dicen los observadores.

“Este es un golpe con cualquier otro nombre”, dijo a CNN, Alex Magaisa, ex asesor político del ex primer ministro de Zimbabwe, Morgan Tsvangirai“Podrían estar tratando de dar una hoja de parra a la idea de que el presidente Mugabe sigue siendo el líder. Pero de hecho, obviamente son la fuerza militar”.

Puedes ver detalles de los conflictos previos del presidente Robert Mugabe en el video adjunto.

Tags:

Deja tu comentario